Grupo Matarromera, primera bodega española que calcula su huella de carbono
El Grupo Matarromera se ha convertido en la primera empresa española en conocer el cálculo de la huella del carbono (conjunto de gases de efecto invernadero o GEI asociados a las distintas fases del ciclo de vida del producto) en uno de sus productos, es decir, en saber el impacto real que tiene la producción de uno de sus vinos sobre la atmósfera y sobre el medio ambiente.

En el sector vitivinícola, la huella del carbono es importante por ser un indicativo claro del impacto real que tiene la elaboración de un vino concreto sobre el medio ambiente. Así, la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) se ha encargado de certificar el balance de dióxido de carbono desde el viñedo del que proceden las uvas con las que se elabora el vino Emina Verdejo (con Denominación de Origen Rueda), pasando por el proceso de producción y elaboración, el transporte, la distribución, el consumo y el reciclaje de las diferentes partes del producto. Tras analizar todos estos procesos, Aenor ha certificado que la producción de cada botella emite a la atmósfera 829 gramos de dióxido de carbono. El objetivo de este cálculo es cuantificar de una manera acreditada el CO2 emitido y establecer los procedimientos para reducir y compensar esas emisiones en las futuras añadas.

Gracias a esta certificación, el Grupo Matarromera cumple con el requisito exigido en diferentes países para la importación de determinados productos, además de satisfacer las demandas de los consumidores, cumplir con la legislación medioambiental y, sobre todo, mantener y mejorar el compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente.

Más allá del cálculo de la huella de carbono, Emina es un Proyecto Integral de Desarrollo Sostenible de la industria vitivinícola en España en el que se emplean energías renovables (solar térmica y fotovoltaica, biomasa), se ha mejorado la eficiencia de los procesos de elaboración y se ha conseguido un aprovechamiento y revalorización de los subproductos industriales y una gestión sostenible de los recursos.

Tras el cálculo de la huella de carbono de Emina Verdejo, Matarromera ya trabaja para obtener la misma certificación en otros productos, como Matarromera Crianza, Emina 12 Meses y Eminasin tinto.