Ha descendido el número de incendios forestales en España este verano
Aunque la temporada de incendios aún no ha terminado y el mes de septiembre podría ser todavía problemático, la organización Greenpeace celebra las cifras de incendios forestales hasta la fecha, las mejores de la última década. Por desgracia, sí hay que lamentar la pérdida de nueve vidas humanas.

Según los datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, hasta el pasado 22 de agosto, el número de incendios ha disminuido un 40% respecto a la media de la última década y la superficie quemada ha descendido un 72%. En el caso de la superficie arbolada afectada los datos son todavía mejores: hasta esa fecha sólo se habían quemado algo más de 6.700 hectáreas, un 81% menos de superficie que la media de los últimos diez años. Estas cifras seguirán siendo positivas pese a los recientes incendios en Ibiza, Galicia, La Gomera, Asturias y León, y en especial el de Laza (Orense), el mayor incendio del año hasta la fecha con más de 1.600 hectáreas calcinadas y todavía activo.

“No podemos cantar victoria ni bajar la guardia, la gran mayoría de los incendios son provocados por el hombre, por lo que hay que seguir insistiendo en la concienciación ciudadana, en una gestión forestal apropiada, para la que no habría que escatimar fondos y en continuar con la persecución de los incendiarios”, ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques y Clima de Greenpeace España.

“Aunque la sociedad española está cada vez más concienciada”, Greenpeace ha presentado un vídeo en el que se quiere “mostrar la crudeza de los incendios forestales y recordar a la ciudadanía lo que cada verano parece olvidarse: un accidente o una imprudencia puede tener consecuencias dramáticas”. Greenpeace ha señalado, además, que el cambio climático está generando un nuevo escenario donde se incrementa el peligro de incendio, pues el aumento de las temperaturas puede suponer un aumento del riesgo, intensidad y duración de las olas de calor.