Hace tres millones y medio de años nuestros antepasados comenzaron a comer otras plantas y carne
De nuevo se confirma que conceptos afines como ecosistema, dieta y evolución van de la mano. Según un nuevo hallazgo científico, los homínidos africanos cambiaron su dieta hace unos 3,5 millones de años. Empezaron a comer cosas nuevas y este cambio podría explicar su posterior evolución, la que les llevó a convertirse en humanos, según un nuevo estudio de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos.

Han sido necesarios complejos análisis del esmalte y del desgaste de los dientes de casi un centenar de homínidos para saber que hace alrededor de 4 millones de años aquellos homínidos comían frutas y hojas, una dieta similar a la que ahora lleva un gorila o chimpancé.

Lo que no comían, por ejemplo, era los juncos que tenían disponibles en ese entonces, ni por supuesto carne ni pescado, pongamos por caso. Sin embargo, algo hizo que los Australopithecus empezara a comer también otras plantas y carne, a diferencia del homínido Paranthropus boisei, que seguía con una alimentación restringida y que finalmente se extinguió hace aproximadamente 1 millón de años.

Nuevos interrogantes

Los resultados de la investigación han descubierto datos nuevos gracias a la tecnología empleada (basada en isótopos), abriendo a su vez muchos interrogantes sobre lo poco de sabemos, realmente, acerca de la alimentación que tuvieron otros animales ya extintos.

A partir de ahora, el equipo de investigación tiene un arduo trabajo, pues más allá de lo averiguado, todavía resta escalarecer qué significan los datos obtenidos en términos de evolución, así como su relación con el cambio climático y los cambios en el medio ambiente. “A partir de ahora, ninguna no podemos esperar ninguna respuesta fácil”, apostilla el reputado antropólogo Matt Sponheimer, autor principal del estudio.

Hace tres millones y medio de años nuestros antepasados comenzaron a comer otras plantas y carne
El reto será averiguar qué alimentos específicos fueron consumidos por los diferentes homínidos que vivieron hace millones de años en un determinado ecosistema, para así concluir qué tipo de influencia podría haber tenido la alimentación en la anatomía a lo largo del tiempo.