Hallan sangre de mamut, ¿se podrá clonar?
Investigadores rusos han encontrado restos de un mamut lanudo tan bien conservados, entre el hielo, que han podido extraer sangre líquida de las venas del animal extinto. Los mamuts habitaban la Tierra desde hace aproximadamente 4,8 millones de años hasta hace 3.700 años. Existían varias especies, aunque el mamut lanudo era la más conocida de todas. Se han hallado fósiles de mamut en Norteamérica, Eurasia y África.

Los científicos rusos estaban rompiendo el hielo que se encontraba bajo el vientre del animal prehistórico cuando una sangre de color oscuro comenzó a gotear. La sangre estaba en estado líquido aunque había permanecido a temperaturas muy por debajo de cero grados centígrados.

El nombre mamut proviene del ruso antiguo. Eran animales de gran tamaño, en algunos casos más grandes que los elefantes que viven en la actualidad. Algunos ejemplares podían alcanzar una altura en la cruz de 5,3 metros y una longitud de 9,1 metros. Aunque también había especies mucho más pequeñas, como el M. exilis (mamut pigmeo) o una raza enana de mamut lanudo, que tenían una altura en la cruz de 1 o 2 metros. Los machos más grandes podían llegar a pesar 12 toneladas. Los mamuts habitaron el planeta desde el periodo del Pleistoceno hasta que se extinguieron durante el Holoceno.

Material genético

Hallan sangre de mamut, ¿se podrá clonar?
Haber conseguido sangre de mamut puede abrir la posibilidad a obtener material genético y, por tanto, poder clonarlo. Aunque hay que añadir que muchos expertos son escépticos ante esta posibilidad. En todo caso, la noticia importante es que se haya obtenido la sangre líquida, un hecho que puede ayudar a los científicos a conocer mejor a la especie, ya que, aunque no se pueda clonar, sí se puede descifrar el genoma del mamut lanudo.

Otros expertos aseguran que la muestra de líquido rojo puede ser agua que se está derritiendo y descomponiendo con compuestos orgánicos y que serían los responsables de que hubiera tomado el color de la sangre.