Harrison Ford pide más control de la deforestación en los bosques de Indonesia
Los bosques de Indonesia están desapareciendo por la deforestación causada por las empresas de aceite de palma, entre otras razones. El actor Harrison Ford se encuentra en el país asiático grabando un documental sobre el cambio climático y ha comprobado que el Gobierno indonesio se toma muy a la ligera el problema.

Ford quiso obtener cierta información sobre la destrucción de los bosques en Indonesia, pero el alto funcionario que le atendió no tenía mucho que decir. El conocido actor, que ha interpretado papeles como Indiana Jones o Han Solo, forma parte de un equipo que investiga la deforestación en Sumatra.

Harrison Ford entrevistó al ministro de Agricultura, Zulkifli Hasan. Después del encuentro, éste dijo sentirse molesto porque el actor le preguntó por qué Indonesia no protege de forma efectiva sus bosques. Según el ministro, Ford quería encontrar infractores de la ley nada más llegar a Indonesia. Por otra parte, reconoció que el actor no puede ocultar su amor por los animales, el medio ambiente y los bosques tropicales de Indonesia, lo que es de agradecer.

Hace años que Harrison Ford defiende públicamente la protección de la selva tropical. Indonesia tiene una de las tasas de deforestación más altas del mundo debido a la tala, la conversión de bosques en plantaciones industriales y los incendios. Por ello, no es de extrañar que el actor esté preocupado por lo que ocurre en el país asiático y quiera contarlo a todo el mundo.

Animales en peligro

Harrison Ford pide más control de la deforestación en los bosques de Indonesia
La pérdida de selva tropical y su degradación contribuye al cambio climático y es una amenaza inmediata y real para los animales que viven allí, como los orangutanes, los tigres, los rinocerontes y los elefantes.

Harrison Ford tiene previsto, en esta ruta por el sureste de Asia, reunirse con el presidente de una de las compañías más grandes dedicadas a la producción de aceite de palma, Golden-Agri Resources (GAR), que, desde 2011 trata de controlar la deforestación. Algunos ambientalistas ven en este tipo de gestión una posible solución a la deforestación del país.