Hermoso jardín infantil para jugar con la arena
Kagome es una canción infantil y un juego tradicional japoneses. Cuando los niños juegan a “Kagome Kagome” (“El pájaro dentro de la jaula”) han de adivinar quien se ha parado detrás tuyo o ¡tendrán que volver a empezar! Y, cuando disfrutan de este innovador jardín bautizado con el mismo nombre… simplemente han de divertirse con el arenero que hay en su interior.

El diseño de esta insólita zona de juego parece sencillo, pero en realidad tiene una compleja estructura, si bien el resultado es tremendamente natural e integrado en cualquier entorno ajardinado. Sus creadores, PPAG Architects en colaboración con Stefanie Meyer & Simon Oberhammer, han realizado un encargo del Museumsquartier, un enorme complejo cultural de Viena, Austria.

De hecho, con sus 60,000 m² es el octavo espacio cultural más grande el mundo, y ahora cuenta con este hermoso parque infantil, realizado con ramas de sauce que ha cosechado varios galardones, como los 2014 Architizer A+Awards. Su estructura entretejida en forma de cascarón crea un espacio seguro para los niños al tiempo que permite a los padres vigilarlos mientras lo pasan en grande revolcándose en el suelo y jugando con la arena empleando palas y cubos o con sus propias manos.

Hermoso jardín infantil para jugar con la arena
Las ramas de sauce tienen un año de edad y conservan sus propias raíces, mantenidas en una bolsa de humus, si bien su vegetación crece y cambia con las estaciones. Si por un lado se busca crear un una protección natural, sombraje y el contacto visual entre los niños y sus padres, por otra sus padedes son algo vivo que crece entrecruzándose. Curiosamente, además, la palabra Kagome también es un término que alude a una antigua técnica de tejido japonés. Toda una invitación a entrar en un reino de la fantasía. Quien fuera niño otra vez…