Histórica sentencia para los campesinos Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera
Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera son campesinos mexicanos y líderes y fundadores de la organización Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán. En 1999, Cabrera y Montiel se opusieron a la explotación desmedida de los recursos forestales en la Sierra de Petatlán por la empresa Boise Cascade. El 2 de mayo de 1999, estos dos campesinos fueron detenidos por el ejército mexicano sin orden judicial, torturados y estuvieron incomunicados durante cinco días para convencerles de que se declararan culpables de portar armas de uso exclusivo del ejército, cosechar marihuana y estar vinculados con el Ejército Popular Revolucionario (EPR). No lo hicieron y pagaron por ello. Permanecieron dos años y medio en prisión.

Fueron excarcelados, según se dijo entonces, por razones humanitarias. Sin embargo, la justicia mexicana no reconoció su error, a pesar de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) denunció las irregularidades del caso y las repetidas violaciones de derechos fundamentales.

Por fin, el pasado 20 de diciembre de 2010 se hizo justicia. Tarde, muy tarde, pero se hizo. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo pública la sentencia en contra del Estado mexicano por violar, ya hace casi diez años, los derechos humanos de estos dos campesinos.

Aunque tardía, la sentencia puede representar un importante hito en la defensa de los derechos humanos y ambientales de los campesinos ecologistas en México. En el veredicto, además, se ordena al Estado mexicano que ejecute la reparación del daño ocasionado a los campesinos y los indemnice económicamente. También se ha pedido que se investiguen los actos de tortura que denunciaron los campesinos.

Por su incansable defensa del medio ambiente, Rodolfo Montiel ha recibido diversos reconocimientos, entre otros, el Premio Goldman por la defensa del medio ambiente en el año 2000.

No es el único caso de represión y violencia contra defensores de los bosques y el medio ambiente en México. Los han sufrido también, entre otros, Hermenegildo Rivas e Isidro Baldenegro, en Coloradas de la Virgen, Chihuahua; Felipe Arriaga, fundador de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán en Guerrero, fallecido en un accidente de tránsito en circunstancias sospechosas en septiembre de 2009; Albertano Peñalosa, también en Guerrero; Aldo Zamora, en San Juan Atzingo, Estado de México.