Histórica victoria regional del partido verde en Alemania
Alemania se divide en Estados federados (algo similar a las comunidades autónomas en España o a los estados o entidades federativas en México). Por primera vez en la historia, en uno de ellos, en Baden-Wurtemberg, al suroeste del país, podría gobernar un partido verde.

Un político llamado Winfried Kretschmann es el responsable de esta histórica victoria. Desde luego, no es el típico líder ecologista. De 62 años, profesor de ética y católico, pertenece al sector más conservador de los verdes. Con estas características, ha logrado que su partido haya duplicado el número de votos respecto a las elecciones anteriores y haya conseguido la victoria en un distrito tradicionalmente conservador, donde el partido al que pertenece la canciller alemana, Angela Merkel, la CDU, suele ganar con contundencia.

Muchos analistas políticos (y, desde luego, el resto de partidos verdes europeos) creen que el accidente nuclear de la central de Fukushima, en Japón, ha decantado muchos votos a favor del partido verde alemán a costa de los votos a partidos que apoyan la energía nuclear, como el de Merkel.

El caso es que ni en los mejores tiempos de los verdes alemanes habían conseguido la presidencia de uno de los Estados federados. Ahora, han conseguido un porcentaje de voto del 25%, que, unido al 23,1% del Partido Social Demócrata (SPD), de centroizquierda, les permite aspirar a gobernar, en coalición, el Estado de Baden-Wurtemberg.

¿Podría pasar algo similar en el resto de Euopa? Mucho tendrían que cambiar las cosas para que así fuera. El partido verde alemán (que, en realidad, se llama Alianza 90/Los Verdes) lleva casi treinta años luchando por su hueco en la política y a los votantes alemanes les preocupa, desde hace tiempo, el medio ambiente. Un dato muy significativo: de los 46 escaños que tiene el Partido Verde en el Parlamento Europeo, 14 son alemanes, otros 13 (incluyendo 6 independientes) son franceses, 3 son holandeses, mientras que el resto de países sólo tienen dos, uno o ningún parlamentario de un partido verde. Se está produciendo un gran cambio, pero queda mucho camino por recorrer.

Eso sí, con este cambio político en Alemania, quizá el cierre de las centrales nucleares del país se encuentre más cerca.