Holanda: bicicletas y coches eléctricos
Holanda fue el primer país que, gracias a la lucha de la ciudadanía, desarrolló una infraestructura apropiada para el uso masivo de la bicicleta. El país ha sido un ejemplo para el resto del mundo en cuanto a una movilidad urbana sostenible y sin contaminación. Para conseguirlo, en los años sesenta del siglo XX, los holandeses tuvieron que enfrentarse a la industria del motor y a las grandes compañías petroleras, así como ejercer una fuerte presión popular sobre los responsables políticos.

Pero lo consiguieron. Y, en la actualidad, quizá se conviertan, de nuevo, en un ejemplo para el mundo, esta vez por el impulso de otro medio de transporte no contaminante, el vehículo eléctrico. El incremento medio de las ventas durante 2012 ha sido del 10% mensual.

Holanda cuenta ya con 7.000 vehículos eléctricos circulando por sus carreteras (datos de finales de noviembre de 2012). Para un país de poco más de seis millones de habitantes es todo un logro.

En cambio, las ventas de los coches contaminantes, los que funcionan con derivados del petróleo, han disminuido en 2012 entre un 25 y un 30% respecto al año anterior. Los holandeses lo tienen claro: si tienen que comprar un coche, que no contamine. Entre los eléctricos y las bicicletas, Holanda va a ser el país desarrollado con el aire más limpio.

Ayudas del Gobierno

Parte del éxito hay que atribuirlo a las ayudas fiscales, que han convertido a los vehículos eléctricos en una opción económicamente más razonable que un diésel o un coche a gasolina.
Holanda: bicicletas y coches eléctricos

El modelo más vendido es el Opel Ampera (un híbrido que ofrece una autonomía de más de 500 kilómetros). Las ventas de modelos estrictamente eléctricos, con el Nissan Leaf a la cabeza, también están creciendo a buen ritmo.

A principios de año, las ventas de eléctricos de autonomía extendida, como el citado Ampera, el Volt o el Fisker Karma, habían sido de 65 unidades. En noviembre, la cifra se había multiplicado por sesenta, alcanzando las 3.890 unidades. Los eléctricos han pasado de las 1.289 unidades en enero hasta las 1.890 unidades en noviembre.