Honda recicla las “tierras raras” para sus baterías
Honda ha anunciado su intención de comenzar el reciclaje de sus baterías de níquel-metal, que son las que llevan sus vehículos híbridos de Japón, Estados Unidos y Europa. Para ello, contará con la colaboración de la compañía Japan Metals & Chemicals Co. Esta operación será pionera en el mundo en la extracción de las llamadas “tierras raras”, un conjunto de diecisiete elementos químicos muy escasos y de gran valor.

Estas “tierras raras” se dividen en dos grandes grupos: el primero, el Light Rare Earth Oxides o tierras raras ligeras, que es el grupo de elementos químicos de la serie de los lantánidos (lantano, cerio, praseodimio, neodimio, prometeo, samario), y el segundo grupo, conocido como tierras raras pesadas o Heavy Rare Earth Oxides (europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio.) También se consideran el itrio y el escandio como “tierras raras”.

Este tipo de materiales son necesarios para la fabricación de aparatos electrónicos como ordenadores, televisores o teléfonos móviles. También son utilizados en sistemas de telecomunicaciones, en la industria y en las baterías de los automóviles. En la actualidad, no existen sustitutos, por lo que resultan de vital importancia.

China controla el mercado y ha impuesto numerosas trabas legales para su exportación mundial, lo que frena a los mayores importadores mundiales, como Japón, país con el que China ha tenido problemas políticos.

Así, por este tipo de situaciones, así como por el alto precio al que se importan los minerales, podrían ser la causa de que Honda haya decidido poner en marcha esta acción. De este modo, no verá alterada su producción automovilística.

Según ha declarado Honda, con el nuevo proceso de reciclado se logrará recuperar el 80% de las “tierras raras” presentes en las baterías y con una pureza tan alta como la del mismo material recién extraido. Honda ya ha realizado este proceso a pequeña escala bajo condiciones controladas y de manera experimental con el objetivo de evaluar la exactitud de la extracción.