Hongos que hipnotizan a hormigas
Las estrategias de supervivencia de algunas especies son realmente creativas. Dignas del mejor guionista de ciencia ficción. Es sorprendente cómo los seres vivos se agarran a la vida y usan los métodos más insospechados para seguir en este fascinante planeta. Una especie de hongo es capaz de introducir sus esporas reproductoras en el interior de la cabeza de insectos para que se desarrollen ahí.

Este asombroso comportamiento ha sido descubierto por investigadores de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, en cuatro especies de hongo del género Ophiocordyceps que viven en Brasil. El descubrimiento se ha publicado en la revista PLoS One.

Los investigadores, Harry Evans y David Hughes, han descubierto que este tipo de hongos con capaces de infectar a un tipo de hormigas y manipular su comportamiento. Primero, esperan a que les lleven a un lugar adecuado para dispersar sus esporas. Después, una vez llegados al lugar, las matan. La naturaleza, a veces, es cruel. Siempre, implacable.

Lo interesante del trabajo de investigación es que se han descubierto interacciones biológicas complejas que, hasta el momento, no se conocían en hábitats amenazados, como es el caso de la selva brasileña, uno de los lugares del planeta donde más biodiversidad se está perdiendo actualmente. Se calcula que se ha perdido más del 90% del territorio original que ocupaba. Por tanto, este comportamiento asesino de los hongos parásitos no es otra cosa que una adaptación al cada vez más reducido hábitat, una lucha por la vida en un ecosistema donde cada vez hay menos espacio, pero el mismo número de especies. Como si en una ciudad se redujera poco a poco la extensión y viviera el mismo número de gente.

La alta especialización de estos hongos llega al punto de que cada una de las especies se ha especializado en “hipnotizar” a un tipo de hormigas. En todo caso, el ciclo de vida de los hongos es muy complicado y los científicos quieren seguir investigando su comportamiento.