Hoteles ecológicos y sostenibles
El turismo sostenible está de moda. Su punta de lanza, el ecoturismo, se ha convertido en tendencia, y con él una cada vez más amplia oferta de alojamientos ecológicos, un concepto que implica sostenibilidad, además de otras características relacionadas con un estilo de vida verde.

Por lo general, podemos encontrar desde hoteles construidos según los principios de arquitectura bioclimática hasta otros convencionales que simplemente se han remodelado para resultar sostenibles, y en ambos casos ofrecen un servicio eco-amigable en entornos naturales, si bien pueden ubicarse en nucleos urbanos.

Además de cuidar el entorno, obviamente, también hacen lo propio con el huésped, en este caso ofreciéndole una alimentación orgánica de consumo local, así como un entorno inmediato ecológico que básicamente se logra cuidando la calidad del aire interior y el tipo de mobiliario, así como mediante buenas prácticas de mantenimiento.

Hoteles ecológicos y sostenibles
Es decir, serán ecológicos los muebles, el tipo de ropa de cama, toallas, los detergentes usados en la colada o los limpiadores que se utilicen en la limpieza diaria. Además, tanto el mantenimiento del hotel como sus mobiliario o, por ejemplo, su misma arquitectura tienen una mínima huella de carbono y están fabricados o elaborados con materiales sostenibles y naturales, sin el uso de químicos en barnices, pegamentos, pongamos por caso.

La autosuficiencia energética es otro de los puntos clave de un hotel que además de ecológico sea sostenible. Para ello se recurre a las energías renovables, sobre todo la solar mediante la instalación de placas fotovoltaicas o recurriendo a la temosolar para obtener agua caliente o mantener la temperatura de la piscina agradable durante todo el año.

Hoteles ecológicos y sostenibles
Según la ubicación y condiciones climáticas, también se usan la geotérmica, eólica y la calefacción a través de calderas de biomasa que aprovechan los restos forestales de la zona, pues la mayoría de los hoteles ecológicos se encuentran en entornos naturales privilegiados.

Elegir un hotel con ecoetiqueta

A la hora de elegir un hotel ecológico hemos de tener en cuenta que posean el correspondiente certificado que garantice que realmente lo es. Actualmente existen diferentes ecoetiquetas ( EMAS, ISO o Ecolabel europeo) que nos confirman que estos establecimientos cumplen las leyes ecológicas, siempre bajo la supervisión de un organismo independiente.

A su vez, distintos organismos publican anualmente listas de los que a su juicio son los mejores hoteles ecológicos. Entre otros, en España podemos citar el Aparthotel Venus Albir de Alicante, el Hotel rural & Spa Monnaber Nou de Mallorca, el Ecológico Chumbera Azul, en Cádiz, el Grand Hotel Central de Barcelona o La Fuente del Gato, un hotel rural vegetariano a creca de 50 km de Madrid.

A nivel mundial, según hotel.info no pueden dejar de mencionarse el Gartenhotel Crystal (Australia), La Maison des Oliviers (Marruecos), Villa Armena Relaisen (Italia), el Hotel Sturm Garten&Spa germano y el galo Hi Hotel Eco Spa&Beachs.

Hotel de campo en un bus

Sin arquitectura bioclimática que valga pero con un reciclaje masivo como principal reclamo, el Big Green Bus es un insólito y confortable hotel que podemos encontrar en un camping rural en Wealden, East Sussex (Reino Unido). Ahora el proyecto es una realidad, y además de gran éxito, pero cuando su dueño, Collier Woods, decidió recuperarlo era un montón de chatarra.

Hoteles ecológicos y sostenibles
Woods se hizo con un bus del transporte urbano jubilado y, tras pagar por él 4.500 libras esterlinas a través de ebay lo transformó por completo sin traicionar su esencia. No sólo respetó su estilo vintage sino que además para su remodelación utilizó materiales reciclados. Actualmente, es un alojamiento que permite a las familias sumergirse en plena campiña inglesa, hasta un total de 6 personas. El invento le salió redondo: lo ha convertido en un negocio, fomenta el gusto por la naturaleza y conciencia sobre la importancia del reciclaje.