Ideas locas para reciclar botellas de plástico
El reciclaje de botellas es uno de los más populares. No solo porque son un material muy versátil, que admite mil y una posibilidades, sino porque además son fáciles de manipular y transformar. Y además lo tenemos siempre a mano, si no es porque bebemos agua mineral a diario o de vez en cuando, porque bebemos leche, refrescos, usamos cosas tan cotidianas como gel de baño, lavavajillas, colonias frescas, entre un larguísimo etcétera.

En efecto, las botellas tienen el don de la ubicuidad, y como da la casualidad de que la imaginación tampoco tiene fronteras, había de pasar justo lo que ha pasado… ¡Tarde o temprano tenía que desatarse la locura con el reciclaje de botellas de plástico!

Y así ha sido, los proyectos más divertidos, y muchos de ellos además realmente prácticos, pueblan la red para contento de quienes andan a la caza de ideas para dar una nueva vida a sus botellas de plástico. En este post vamos a centrarnos en esos proyectos que andan sobrados de imaginación.

Un atrevido tocado

Sorprender con el reciclaje creativo es casi la norma. Al menos, así ha de ser si realmente lo es. Como dirían los franceses, va de suyo. Sin embargo, siempre hay ideas especialmente, rematadamente locas y brillantes. Esas son las que nos gustan, y vamos a empezar con una de ellas, justo la que inspiró a quien hizo de unas vulgares, aburridas y prosaicas botellas la maravilla que puede verse en la imagen que abre el post.

¡Sí, y tanto que lo hizo, se atrevió a convertir botellas de plástico corrientes y molientes en un tocado precioso! Es cierto, a estrafalario no le gana nadie, pero también es original y elegante, estiloso como pocos. Recuerda a los tocados que hacía la protagonista, encarnada por Winona Rider, en el peliculón “Otoño en Nueva York” ¿Te atreverías a hacer uno parecido, y a llevarlo o regalarlo?

Ideas locas para reciclar botellas de plástico

Guirnaldas, lámparas y colgantes

La decoración en sus más distintas facetas es otro de los terrenos conquistados del reciclaje creativo. Y, de hecho, las botellas de plástico son una interesante materia prima para hacer locuras como, por ejemplo, una flor, unas divertidas maracas o, por ejemplo, una curiosa cortina utilizando los culos de botella a modo de cuentas, como si de un collar se tratase.

Dentro de la decoración, no podíamos olvidar esos momentos en los que casi todo está permitido. Fiestas, días especiales, celebraciones en las que decidimos decorar la casa para la ocasión. En estos casos, las botellas de plástico son nuestras grandes aliadas. Enteras, cortadas, de colores, dándoles forma de animalito, de monstruito, pintándolas, forrándolas con papel, con tela, convirtiéndolas en lámparas imposibles, en pequeñas obras de arte…

Ideas locas para reciclar botellas de plástico
Un truco para convertirlas en flores consiste en acercar el plástico a la llama de una vela y moldearlo poco a poco hasta que tome la forma deseada, por ejemplo redondeando un borde o doblándola. De nuevo, la imaginación manda, lo que no siempre significa improvisar, si bien hacer travesuras de vez en cuando, actuar a bote pronto, puede acabar siendo la mejor decisión.

Pequeñas locuras

Si no nos seducen los extremos, si la locura desatada no es lo nuestro, simplemente dejémonos llevar por nuestros gustos personales, pero no renunciemos a hacer algo original, diferente. En esto consiste el reciclaje creativo. Si, además, conseguimos combinar la originalidad con el aspecto práctico, quizá entonces el resultado nos parezca menos locura.

Y, en todo caso, recordemos que cualquier proyecto que consiga un resultado genial en el reciclaje creativo tiene al menos una pizquita de locura. Si nos preguntamos dónde está la botella, si conseguimos que sea prácticamente irreconocible, si hemos de mirar dos veces para entender que está ahí, el triunfo es nuestro.