Ideas locas para reciclar condones
El reciclaje creativo está lleno de sorpresas. No importa con qué material u objeto vayamos a trabajar. Hasta los más aburridos pueden cobrar una nueva vida de lo más divertida y sorprendente si el motor del proyecto es la imaginación. ¿Pero, y qué ocurriría si el objeto en sí además tiene un plus de diversión? ¡Entonces, la locura está servida y, en este caso, el gran protagonista es el condón!

Vaya por delante que el reciclaje puede ser de condones usados o sin usar. Los primeros podemos quererlos reciclar por distintas razones, como haber estar demasiado tiempo al sol, por caducidad o, pongamos por caso, porque se rompió antes de llegar a utilizarlo. Y, por supuesto, en el caso de los condones usados habrá que lavarlos y desinfectarlos convenientemente. Mucho mejor, eso sí, abstenernos de usar condones ajenos.

Moda, bisutería, flores…

Hechas estas salvedades, adentrémonos en el proceloso mundo de los condones reciclados. ¿Queremos una buena dosis de locura? Con tal materia prima, será bien fácil conseguirlo. Como muestra, los botones condones que una mente ingeniosa ha transformado en flores de estilo entre naif y futurista.

Puedes verlos en la imagen que abre el post, formando un insólito ramo. Sin duda, una original forma de insinuación, que mezcla romanticismo y proposición indecente con un toque de humor. O, por qué no, pongámonos un modelito hecho condón a condón, cosiéndolos. Un trabajo de chinos que, al menos en este caso, se vende también en una tienda china.

Ideas locas para reciclar condones
La imagen superior, por último, es un ejemplo perfecto de lo que pueden llegar a dar de sí los envoltorios de los condones. Su brillo, su tamaño forma, su logo…, y es que son perfectos para hacer bisutería erótica reciclada con forma de pendientes. Fáciles de hacer, de poner, de quitar… Quizá lo más difícil sea atreverse a ponérselos.