Ideas originales para regalos ecológicos
Los regalos alternativos suelen ser mucho más personales. Si, además, queremos acertar con ellos y que sean ecológicos, entonces tendremos que esmerarnos en la elección. La originalidad será la clave del éxito, y por suerte la imaginación es un valor importante en ecología.

No olvidemos que lo ecológico está de moda, por lo que ya sólo con eso tenemos un punto a favor nuestro. El reto consiste en conseguir que, además de original, el regalo sea verde, y en este punto también lo tenemos fácil si nos gusta el reciclaje creativo.

¿Que las manualidades no son lo nuestro? Quizá ésta pueda ser una ocasión para descubrir lo sencillo que puede llegar a ser fabricar un juguete u objeto decorativo con materiales desechados y, de todos modos, existen otras muchas opciones que nos permitirán encontrar el regalo perfecto.

Ponerle el nombre a una estrella

Escribir en el cielo no aumenta la huella de carbono, y en este caso hablamos de ponerle nombre a una estrella. Nada nos impide hacerlo directamente, por nuestra cuenta, pero su nombre no será oficial, una opción que también podemos hacer realidad menos de 100 euros.

La empresa que lo hace posible es Starunitedregistry, aunque lo de oficial hay que ponerlo entre comillas, porque sólo la Unión Astronómica Internacional puede poner nombres a las estrellas, y todas las estrellas reconocidas tienen ya un nombre. Sería, por lo tanto, más bien un regalo simbólico.

Otro intangible que nos ayudará a estrechar relaciones personales sin contaminar consiste en regalar tiempo de calidad, lógicamente, siempre y cuando ese tiempo compartido no acabe disparando nuestra huella de carbono. Leer en voz alta hermosos poemas, hacer reciclaje creativo o cultivar un jardín o huerto ecológico son algunas posibilidades.

Ideas originales para regalos ecológicos

Ayuda al planeta

Hacer un bonito gesto por alguien para mejorar el planeta es demostrar tu complicidad con esa persona, al mismo tiempo que ayudas a que el mundo sea más justo y solidario. Apadrinar niños, animales (WWF ofrece peluches de animales en extinción en un kit de apadrinamiento) o, por supuesto, hacer un donativo en su nombre a asociaciones conservacionistas sería genial, con lo que las opciones son muy numerosas y será fácil adaptarse a sus preferencias.

Hazlo tú mismo

Los juguetes ecológicos son un presente casi insólito en este mundo actual, dominado por las tecnologías y el consumismo. Elegir un mismo juguete en su versión ecológica es ya de por sí una manera de convertir un objeto convencional en algo inesperado y original.

Si además, optamos por darle forma nosotros mismos, disfrutaremos haciéndolo con nuestras propias manos y adaptándolo a los gustos de quien va a recibirlo. No importa lograr grandes resultados, pues su carga emocional será lo que lo haga distinto, único, en realidad.

Ideas originales para regalos ecológicos
Ser un manitas siempre ayuda, pero también es cierto que quien tiene una botella de plástico y cuatro tapones ya prácticamente está a un paso de tener un original juguete. De sobra queda demostrado con los juguetes de Martine Camillieri, la artista que ha creado la minimalista colección de camiones que puede verse en la imagen superior.

Otra opción verde es apostar por la nostalgia. Enmarquemos o restauremos aquel juguete, prenda de vestir u objeto al que tanto cariño se le tiene. Es una bonita manera de celebrar los recuerdos sin tener que comprar sino un simple marco, a ser posible de bambú o materiales reciclados.

Alternativas a regalar flores

Por último, no podemos finalizar este post sin hacer algunas sugerencias sobre las flores, uno de los regalos más tradicionales. Porque, aunque nos parezcan un regalo natural, en realidad son un producto con un tremendo impacto ambiental, además de tener una vida muy corta.

Ideas originales para regalos ecológicos
Aunque pareza difícil encontrar sustitutos, tenemos alternativas interesantes, que van desde la simple idea de fotografiar una hermosa flor o conjunto de flores y dedicar la imagen a esa persona especial o dibujarlas, hasta obsequiar una bonita maceta con una plata. Otras posibilidades son los originales kits verdes que contienen semillas, entre otros el lápiz Eco Sprout, que permite plantar vegetales cuando agota su vida útil o las curiosas cajas de bombones Garden Bon Bonts, que en realidad son semillas.