Ideas para reciclar bolsas de plástico
Reutilizar bolsas de plástico viejas es algo que solemos hacer a menudo, pero lo que no resulta tan habitual es reciclarlas para transformarlas en algo distinto. Sin embargo, las posibilidades son casi infinitas, y los resultados realmente fantásticos en muchas ocasiones.

Acumular bolsas de plástico hasta hacer rebosar un cajón resulta de lo más frecuente, por lo que será fácil que contemos con una materia prima muy versátil para llevar a cabo un proyecto de reciclaje único y sorprendente.

Eso sí, hemos de tirar de imaginación o seguir tutoriales que nos guíen para hacer desde unas pulseras hasta una pantalla de luz con volantes e incluso una flor o, en el plano práctico, desde una cestita hasta una alfombrita o un ovillo de un peculiar hilo de plástico.

Un mundo de posibilidades

Convertir cualquier tipo de bolsas de plástico en pulseras es posible enrollando finas tiras previamente enroscadas sobre sí mismas sobre un brazalete metálico, tal y como nos sugiere el blog de diseño Doesshenow. O, si lo práctico es lo nuestro, simplemente habremos de cortarlas en tiras y hacer de ellas una sola hebra que finalmente se convierta en cualquier otra cosa: cestas, esterillas, bolsos, etc.

Ideas para reciclar bolsas de plástico
Que una vulgar bolsa de plástico se transforme en una bonita flor que nunca se marchita sólo es cuestión de tomar las bolsas coloridas y echarle paciencia y magín o, si se desea, también podemos seguir el paso a paso propuesto en el site Inestructables.

Por último, las pantallas de las lámparas pueden confeccionarse con el plástico de las bolsas, ya sea por completo o en parte. El resultado, como se observa en una de las imágenes, es tan genial y creativo como fácil el proceso, que simplemente consiste en cortarlas en tiras largas y enrollarlas antes de colocarlas una junto a otra.