Ideas para reciclar cajas de pañuelos de papel
Las cajas de pañuelos de papel vacías son una invitación a compensar el daño ambiental que ha supuesto el uso de su contenido original, ese centenar de pañuelos de papel que muy probablemente podríamos haber sustituido por los de tela.

¿Que son más cómodos? Nadie lo duda, y con suerte quizá hasta se hayan fabricado con una celulosa procedente de madera certificada, con lo que el daño será menor. Aún así, siempre es más sostenible el mencionado pañuelito de tela, si bien combinar el uso de uno y otro es una opción práctica que también puede considerarse un gesto eco-amigable.

Sea como sea, tampoco se trata de llorar, sobre todo porque volveremos a necesitar un pañuelo. Mejor darle al magín para encontrar la mejor manera de convertir esa caja de cartón en algo creativo, que nos sirva para pasar un buen rato haciendo manualidades, para decorar o, por qué no, para volver a darles el mismo uso incluyendo servilletas de papel, con lo ahorraremos cartón y dinero.

Customizar con imaginación

Ya sean cajas de forma rectangular, las típicas, o cuadrada, normalmente de menor tamaño pero más altas, podemos hacer un sinfín de manualidades infantiles que encantarán a los niños y niñas.

Ideas para reciclar cajas de pañuelos de papel
Ellos mismos pueden hacerlas sin nuestra ayuda. La opción más sencilla consiste en hacer cola mezclando harina y agua e ir aplicándola con un pincelito sobre toda la superficie y también luego en los recortes de periódico, de tebeos o revista que queramos ir pegando. Así lograrán recubirla fácilmente, y el resultado será un collage único.

Si nos resulta molesta la abertura superior, aprovechemos el resto y forremos su interior, bien con el mismo collage o con tela de cualquier tipo que calce bien (en cuyo caso habremos de coserla para hacerle la forma rectangular) o que pueda pegarse. Si elegimos colores que combinen bien nos quedará muy vistoso.

Emulando el famoso cubo de Rubik también podemos forrar las cajas pequeñas cuadricularlas y luego ir añadiendo con paciencia los recortes que previamente habremos hecho imitando nuestro modelo. Como puede verse en la imagen que abre el post, el resultado es genial y, por ejemplo, luego podemos usarlo como lapicero.

Pequeñas obras de arte

Si nos vemos con ánimos, podemos hacer algo más historiado, como el simpático cocodrilo de la imagen superior. Si lo observas con detenimiento te darás cuenta de que se han utilizado dos cajas de pañuelos y que los ojos son dos tapones de bricks de leche o de zumo. Por último, una capa de pintura verde y una decoración sencilla con rotuladores hace el resto.

Ideas para reciclar cajas de pañuelos de papel
¿Y qué tal darle un aire romántico? Cambiemos de animal. Esta vez no nos inspirará un reptil sino una etérea mariposa. El ejemplo de la imagen está hecho con madera, pero sirve de modelo perfectamente para hacer lo propio con una caja de pañuelos de cartón, que forraremos previamente, para luego dejar volar y revolotear la imaginación…

Forrar y reutilizar

En los anteriores ejemplos, las cajas pueden servir como contenedor de pequeños objetos que no deseemos que estén a la visa o, como hemos mencinado, para volver a introducir pañuelos de papel que se vendan a granell o, si nos resulta difícil de encontrar, simplemente introduzcamos servilletas normales y démosle uso, sin más complicaciones.

Ideas para reciclar cajas de pañuelos de papel
Cubrir con tela, como si de una funda de sofá se tratase, es una opción muy popular en la red. Normalmente se forra con tela alcolchada y las posibilidades son tantas como nos dicte la imaginación y retales tengamos a nuestra disposición. Incluso podemos hacer un divertido sofá en miniatura o unas fundas que nos permitan colgar la caja de la pared para darle un uso más práctico.