Ideas para reciclar juguetes viejos
En cierto modo, reciclar juguetes es como volver a ser niños, tirar de imaginación y convertir el momento en un auténtico juego, sin más reglas que nuestras ganas de salvarlos de la basura o de acabar olvidados en el cuarto trastero. Afortunadamente, las posibilidades de ser originales con acierto son muchas, y los resultados pueden llegar a ser muy prácticos y decorativos, incluso pequeñas-grandes obras de arte.

Hay veces que el reciclaje simplemente consiste en restaurar o arreglar un juguete viejo, que ha acabado estropeándose de tanto uso o por el mero paso del tiempo. Si además somos manitas, unir varios juguetes para hacer otro nuevo o añadirles alguna función mediante un gadget inesperado será todo un desafío.

Arreglar y decorar con estilo

Sin meternos en complejidades, una de las formas más fáciles de reutilizar o reciclar un juguete es convertirlo en objeto decorativo, bien sea restaurándolo y añadiéndolo algunos detalles especiales, enmarcándolo (perfecto para puzzles, ropita de muñecas, etc.), colgándolo de la pared o, por ejemplo, introduciéndolo en una vitrina para darle todo el protagonismo que merece.

Es una idea interesante cuando el juguete tienen un significado especial para nosotros por el motivo que sea, o en caso de tener una estética que nos resulte atractiva, de estilo retro o simplemente de aquellos años ochenta o noventa, que tenía sus propias características.

Si el juguete es pequeño, convirtámoslo en llavero o en colgante para llevar en el coche, fijémoslo en el corcho de nuestra habitación o, por qué no, coloquémoslo en la estantería para decorar, buscando su integración. Lógicamente, no se trata de colocar los juguetes en una estantería, sin más ni más, sino de hacerlo con gusto y buscando un resultado cool.

Ideas para reciclar juguetes viejos
Combinar diferentes juguetes o sus partes es atreverse a crear, algo complicado que impone un respeto, pero también podemos optar por inspirarnos en ideas geniales que se han convertido en virales, como las que podemos ver en la imagen que abre el post.

O, todavía mejor, hacer algo único, exclusivo, que nos haga sentir creadores de esa obra de reciclaje especial que sirva para decorar o bien para convertirnos en artistas por un día o, por qué no, que despierte ese gusanillo de empezar a crear, a reciclar y no parar…

Ideas para reciclar juguetes viejos
Hacer algo nuevo de lo viejo, algo creativo y/o práctico a partir de materiales anodinos o que creíamos inútiles es el objetivo, una especie de droga, saludable para nuestra economía y para el planeta.

Cámbialo de lugar…

Otro modo de dar una segunda vida a los juguetes sin necesidad de meternos en bricolajes ni manualidades de ningún tipo es simplemente cambiarlos de escenario. Si la habitación del niño está llena de juguetitos de goma a los que ya no les hace ni caso, hagámoslos servir como diversión a la hora del baño. Y lo mismo cabe decir de las muñecas o de peluches que estén muriéndose de risa en el baúl de los juguetes.

Como puede verse en la imagen, bastan un par de botellas de plástico y unas gomas anchas que las sujeten para que las muñequitas más fashion del planeta puedan darse un voltio por las turbulentas aguas de nuestra bañera, montadas en su barquita particular…

Ideas para reciclar juguetes viejos
Muchos de los alfileteros más originales fueron juguetes en otra vida. Sólo hay que ver el resultado obtenido con el camioncito de la foto para inspirarnos con otros muchos juguetes que permitan añadir una parte mullida para clavar las agujas o un huequecito en el que poder incorporar una almohadita. Eso sí, mucho cuidado con este tipo de proyectos si hay niños cerca.

Nuestras mascotas también pueden aprovechar de lo lindo los peluches que ya no queremos. Eso sí, estemos atentos con el tipo de relleno, hilos, cintas y piezas de plástico que puedan tragarse. ¿Y tú, cómo reciclas tus viejos juguetes?