Ideas para un Londres más sostenible
Londres quiere ser una ciudad más sostenible, más limpia y verde, para cuando comiencen los Juegos Olímpicos. Pero las acciones y propuestas que se desarrollen para el gran evento deportivo puede perdurar en el tiempo y convertir a Londres en una de las grandes ciudades europeas más respetuosas con el medio ambiente.

El asunto ambiental se ha convertido en uno de los más debatidos en la capital, tanto por parte del ex alcalde, Ken Livingstone, como por el Partido Verde y, en general, los habitantes de la capital británica. Esto a pesar del actual alcalde, el conservador Boris Johnson, un escéptico del cambio climático, que, poco a poco, y por fortuna, concede más importancia al medio ambiente.

Entre las medidas que forman parte de un nuevo plan de Boris Johnson, se encuentra la restauración de espacios verdes y el objetivo de plantar unos 20.000 árboles.

Otro asunto que de deberá tratar en la agenda medioambiental de Londres es la problemática de los transportes. Como ciudad de varios millones de habitantes, los atascos y la contaminación son dos de los grandes problemas medioambientales. Es indispensable impulsar el uso de la bicicleta, caminar o el transporte público.

Se han dado algunos pasos a este respecto, con la Campaña para un Aire Limpio en Londres, que incluye el impulso del vehículo eléctrico y los autobuses urbanos híbridos. Pero no es suficiente, según los partidos de la oposición y los más críticos con la política ambiental del alcalde. Hay que hacer más.

Por otra parte, muchas empresas, especialmente las de pequeño tamaño, necesitan usar furgonetas y coches por el centro de la ciudad. Y, claro, no puede faltar la mención a la crisis económica: ahora no es un buen momento, etc.

Hay muchos otros asuntos que se podrían tratar, como la producción local de alimentos, la gestión de residuos, el aislamiento en las viviendas para ahorrar energía, las posibles inundaciones del río Támesis. Si de verdad quieren organizar los Juegos Olímpicos más verdes de la historia, se debe comenzar por que la propia ciudad sea más verde.