Ideas sencillas para reciclar botellas de cristal
El reciclaje creativo de botellas de cristal puede adoptar mil y una formas. Si decidimos salvarlas de acabar en el fondo del contenedor verde, descubriremos que crear algo útil o transformarlas en un objeto decorativo es mucho más fácil de lo que imaginábamos.

Hay ejemplos que dejan boquiabierto, reciclajes que son auténticas obras de arte, ingeniosas y, las más de las veces, difíciles, complicadas, si no imposibles de imitar. Ni siquiera sirven como inspiración, pues requieren de una destreza y herramientas que no están a nuestro alcance.

Afortunadamente, no siempre es así. También hay ideas sorprendentes y muy prácticas, incluso divertidas, que pueden realizarse sin complicarse la vida, es decir, sin necesidad de tener que cortar las botellas o trabajar con ellas de un modo complejo.

Muros y mosaicos multicolores

Convertirlas en mosaicos espectaculares es un modo de darles una nueva vida sin complicarnos la nuestra. Para ello, hagámoslas añicos y usemos los trozos a modo de collage, sobre una superficie de pasta fresca de cemento, hundiendo las partes cortantes para que no resulte peligroso.

Ideas sencillas para reciclar botellas de cristal
Si nos animamos a hacer un murete, intercalemos botellas enteras de tamaño grande, en disposición geométrica. El truco está en hacerlo del grosor de la botella, dejando que sobresalgan ambos extremos para lograr un efecto de cristalera. Lo ideal es dejar la parte de la base en un solo lado para conseguir un resultado uniforme y decorativo.

Si no estás por la labor de hacer mampostería, conseguiras un maravilloso resultado si las tiñes o las forras pegándoles retales de tela y jugando con cuerda de forma conjunta o separada. Quedan geniales las botellas parcialmente forradas con cuerda de tipo esparto o de rafia, incluso de tipo macarmé si es muy fina.

Colorearlas llenándolas de pintura y vaciándolas luego es una opción muy sencilla y resultona. Hacerlo con varias es un modo rápido de conseguir floreros preciosos que quedarán estupendos juntos, como puede verse en la imagen superior.

Ideas sencillas para reciclar botellas de cristal
O, por qué no, será todavía más fácil no tocarlas y jugar con distintos rellenos para lograr igualmente un resultado la mar de decorativo, tal y como demuestra la imagen que abre el post. Y, la opción más simple: aprovechemos nuestro buen gusto para hacer una hermosa composición de botellas de distintas formas y/o colores. Pueden quedar perfectas sin añadir nada más o, si lo deseamos, llenémoslas de agua hasta la mitad y coloquemos alguna que otra florecita, artificial o natural.

Un jardín bonito y ordenado

Reutilizar las botellas en el jardín o en un mini huerto puede solucionar problemas de separación de espacios, delimitando áreas o creando pasillos de forma rápida y decorativa.

Será tan rápido y fácil como hundir las botellas en la tierra de manera que no se muevan o, por ejemplo, clavarlas en cemento para que se sequen y conseguir una original jardinera (verás un buen ejemplo de nuevo en la imagen que abre el post) que resistirá la intemperie durante años sin problemas.

Ideas sencillas para reciclar botellas de cristal
Un truco para que las botellas tengan más peso a la hora de formar hileras consiste en rellenarlas de grava o gravilla, de arena o de tierra. Su uso como mojones es amplia, si bien necesitamos acumular un gran número para conseguir fijar linderos.

Por último, no olvidemos que los tapones también tienen muchas posibilidades en el reciclaje creativo. Aprovechemos la ocasión y guardemos también los tapones de corcho de las botellas de vino para luego hacer manualidades útiles y decorativas: desde una alfombrilla hasta una bandeja o forrar marcos de fotos, de cuadros o de espejos, pongamos por caso. Como siempre, en el reciclaje creativo manda la imaginación.