Identificar árboles a partir de las hojas

En ecologíaverde hemos propuesto, en infinidad de ocasiones, la realización de actividades al aire libre, ya sea en soledad, en pareja o en familia. Paseos por los bosques, picnics a la llegada del buen tiempo y excursiones a lugares que no conocíamos son maneras económicas, saludables y ecológicas de pasar el tiempo de ocio, además de muy entretenidas, agradables y didácticas.

Identificar árboles a partir de las hojas

En una de estas excursiones al bosque puedes ir más allá y jugar con tus allegados a identificar los árboles únicamente examinando sus hojas. Se trata de una actividad muy divertida que os hará aprender muchísimo sobre los árboles de vuestra región en muy poco tiempo. Te sugerimos diversas formas de identificar un árbol o planta usando sólo la hoja.

Identificar árboles a partir de las hojas

Cultura general sobre los árboles

Para ello, identificaremos antes de nada los árboles que están presentes en la región o bosque en el que vayamos a ir a explorar. Es necesario hacerlo de antemano, ya que en un solo país puede haber hasta 700 especies diferentes de ellos y no delimitar el círculo sería como buscar una aguja en un pajar. Por ejemplo, en España existen aproximadamente 7.000 millones de árboles. Seguramente, la lista de los árboles más comunes te facilita la entretenida tarea. Aunque el árbol más predominantes en el territorio español sean la encina, seguida por algunas especies de pino y otros como el roble o la haya, dependerá muchísimo de la región en la que vivas o vayas a visitar. Así, en zonas más cercanas al mar abundarán plantas más exóticas, como las palmeras y en otras provincias más al sur con diferente clima y características del terreno, como es el caso del archipiélago canario, es más común encontrar el Pino Canario, la sabina o el cedro.

Identificar árboles a partir de las hojas

Antes de la salida al parque o bosque, aprenderemos lo básico de los árboles más predominantes de nuestra región. La forma que presentan, su tamaño, la forma de su tronco u hojas o las características del árbol en sí. Prepara para ello una presentación en Power Point para ver en familia o visualizar, en compañía, uno de los muchos vídeos instructivos sobre ello que encontrarás.

Identificar árboles a partir de las hojas

Salida a explorar

Una vez que tenemos una idea básica de cómo son los árboles más cercanos y podemos distinguir sin problemas una encina de un eucalipto, es el momento de calzarse botas cómodas y salir a evadirse en la naturaleza. Cada miembro del equipo puede llevar una cesta o similar donde irá guardando las hojas que encuentre, intentando hallar las más originales y aquellas que nadie haya cogido hasta entonces.

Identificar árboles a partir de las hojas

Examinando las distintas hojas

Una vez os sentéis a comer en el bosque, o ya en casa, juntad todas las hojas para comenzar el entretenido juego de adivinar cuál es cuál. A la hora de examinar una hoja para identificar un árbol, hay que tener en cuenta su forma, tamaño, color y la morfología de la nervadura (los “huesos” de las hojas).

Identificar árboles a partir de las hojas

La morfología de una hoja puede ser de muy distintas formas y es difícil captarlas a la primera, si eres principiante. Por ejemplo, la podemos encontrar anchas y planas, angostas, lobuladas o palmeadas. La forma de la hoja también nos permitirá clasificarlas en dos grandes grupos: perennes o caducas.

Identificar árboles a partir de las hojas

Los árboles de hoja perenne pueden tener la hoja en forma plana (la más común), acicular (como una aguja de punto), linear (estilosa o alargada) o escualiforme, es decir, con escamas.

Los de hoja caduca presentan hojas en forma palmeada, con puntas (la típica hoja de otoño que usamos para la decoración de Halloween), ovalada (más anchas que las lineares), acorazonada (la parte inferior recuerda a un corazón), redondeada (como una manzana), hojas compuestas y otras muchas variedades.

Identificar árboles a partir de las hojas

Seguramente, una vez identificada su forma, nos vamos forjando una idea de qué tipo de árbol puede ser, recuperando las enseñanzas aprendidas previamente. En un segundo examen, más exhaustivo, exploraremos si tienen frutos, cómo son sus bordes y su nervadura para darnos más pistas.

Algunas hojas son más fáciles de identificar que otras, por lo que, si en la primera salida al bosque no logramos saber cuál pertenece a cada árbol, no debemos desalentarnos. Es lo más corriente que no lo hagamos. Ayudará mucho crear un mural en casa donde ir pegando las hojas identificadas con el nombre del árbol debajo y así ir construyendo un gráfico que irá ampliando tras cada excursión y que nos acabará convirtiendo en expertos en la flora de nuestra región.

Algunos árboles y sus hojas

Sería imposible describir todos, pero muchos de los árboles que conocemos presentan hojas muy sencillas de clasificar. Por ejemplo, el abeto, aquel árbol asociado con la Navidad, presenta hojas en forma de aguja que en seguida identificaremos.

Identificar árboles a partir de las hojas

La encina, el árbol predominante en la Península Ibérica por excelencia (de hecho 1 de cada 5 árboles de nuestro país es una encina) tiene unas hojas que presentan esta morfología:

Identificar árboles a partir de las hojas

El castaño, que nos da deliciosos frutos perfectos para asar en otoño, presenta una hoja compuesta verde o amarilla (según avanza la estación) y la identificarás, entre otras cosas, sus bordes parecen pequeños colmillos.

Identificar árboles a partir de las hojas

Seguro que habrás oído hablar del fresno, un árbol muy abundante en la provincia de Castilla y León, de tronco fino y alto. Sus hojas son alargadas, compuestas y nacen opuestas la una a la otra.

Identificar árboles a partir de las hojas

Los robles, el fuerte árbol que vive muchos años, de ahí el dicho popular, presentan hojas anchas y nudosas con bordes desiguales.

Identificar árboles a partir de las hojas

Los olmos son arboles grandísimos de ancha copa, sus hojas también son compuestas, pero nacen alternas, se presentan simples y serradas y asimétricas en la base. Además, acaban en una punta muy pronunciada.

Identificar árboles a partir de las hojas

La opción más sencilla: las apps

Las nuevas tecnologías, una vez más, nos brindan una posibilidad más rápida para identificar árboles y saber exactamente si hemos acertado en nuestro intento divinatorio o no. Te recomendamos la aplicación Leafsnap, una de las más revolucionarias del mercado en esta materia, que te dirá en segundo a qué tipo de árbol pertenece una hoja tras haberla fotografiado con tu móvil. Su principal problema es que, al estar desarrollada en Estados Unidos, incluye en su base de datos especies fundamentalmente americanas, por lo que es posible que algún árbol autóctono se nos quede sin identificar.

Identificar árboles a partir de las hojas

Para ello, el del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desarrolló una aplicación similar basada en los árboles silvestres de la Península Ibérica (e islas) llamada Arbolapp. Incluye 118 especies de árboles y está disponible gratuitamente desde los mercados de aplicaciones habituales. Los dibujos y datos que la acompañan te permitirán aprender muchísimo y muy rápido sobre los árboles de tu región.

Otras similares son Leaf and Flower, que permite aprender a partir de descripciones de la estructura y la forma, explorar las diferencias o listar características de las flores del árbol, u otras como Plant Tracker. Si, además de las hojas, quieres identificar igualmente las flores, te recomendamos probar la app Like That Jardín, que identifica las flores a través de fotografía y Flower Garden, que nos presenta una experiencia de lo más relajante.

Identificar árboles a partir de las hojas

También las páginas web de Internet nos brindan numerosas opciones. Aunque las de mejor calidad que hemos encontrado están en inglés, existen igualmente muchas en castellano que te permiten identificar el árbol filtrando ciertas características, como Árboles del Mundo. Para ello, lo único que tienes que hacer es ir seleccionando el dato que se ajuste a la hoja que tengas delante. Si es simple, compuesta, la forma que presente o las características de sus bordes. Al llegar al final de la búsqueda, obtendrás, no sólo el nombre botánico de la especie en sí, sino también las peculiaridades de ese árbol, que seguro te interesa mucho conocer.

Te garantizamos que, después de uno o dos meses desarrollando este juego en familia, tu conocimiento sobre los arboles de tu región, cómo viven, qué frutos dan y curiosidades varias, habrá ampliado muchísimo. Aprender a conocer la flora de tu región, además, ayudará a los más pequeños a amar y respetar las especies naturales, así como a velar por ellas cuando se hagan adultos, algo que les servirá como una valiosa lección de cara al futuro.