Ikea instala cargadores para coches eléctricos en el Reino Unido
Ikea continúa desarrollando su política de sostenibilidad. Al menos, en el Reino Unido. Si hace un tiempo empezaba a vender paneles fotovoltaicos de autoconsumo, ahora ha decidido instalar puntos de recarga para los vehículos eléctricos. Desde diciembre de 2013, se ofrecerá este servicio en sus 18 tiendas del Reino Unido.

Según un estudio realizado por la propia empresa, uno de cada seis británicos cambiarían su vehículo contaminante por un coche eléctrico si hubiera más puntos de recarga disponibles en el país. Así que Ikea ha decidido comprobar si el estudio se corresponde con la realidad.

Ikea colabora en este proyecto con Nissan y el proveedor de energía verde Ecotricity para instalar puntos de recarga rápida en todos sus aparcamientos. Los clientes podrán recargar sus vehículos mientras realizan las compras en la tienda.

Con un cargador rápido, se puede recargar un vehículo eléctrico como el Nissan Leaf hasta el 80% de su capacidad en tan sólo treinta minutos. Ikea se convierte en la tienda minorista en el Reino Unido en ofrecer este servicio. Además, los puntos de recarga serán gratuitos para los clientes de la tienda.

Otras medidas ecológicas

Ikea instala cargadores para coches eléctricos en el Reino Unido
Ikea trabaja en diversas medidas ecológicas, tanto en la propia empresa como en los productos y servicios que ofrece a sus clientes, como soluciones para ahorrar o generar energía, para reducir y clasificar los residuos y para utilizar menos agua. Ahora también apoya la política cero emisiones y ayuda a luchar contra el cambio climático.

La empresa de muebles sueca ha invertido 1.500 millones de dólares en el desarrollo de energías renovables hasta 2015. Además, en el caso del Reino Unido, Ikea cuenta con vehículos híbridos en su flota de reparto de material desde hace más de seis años. También cuenta con modelos Nissan Leaf, el coche eléctrico más vendido del mundo. Muchos ciudadanos quieren llevar una vida más sostenible, pero hay que darles la oportunidad de poder hacerlo. Ikea lo hace.