IKEA trata de evitar que el 25% de la comida de Navidad termine en la basura
En Navidad el 25 por ciento de la comida que compramos termina en el cubo de basura. Es una cifra alarmante pero entre todos podemos reducirla. ¿Te apuntas? Si bien es una época donde todo el mundo compra de más, no solamente regalos, también alimentos para preparar recetas y cenas, llenamos la despensa como si no hubiera un mañana, compramos y compramos kilos de comida que nunca vamos a llegar a consumir. Terminadas las comidas navideñas, toca almacenar las sobras. Para ello conviene hacerlo con cabeza y aplicar soluciones inteligentes para que en tu frigorífico reine el orden.
IKEA trata de evitar que el 25% de la comida de Navidad termine en la basura
En esta ocasión, IKEA, como grandes expertos en dar vida a tu hogar, estudia al detalle la vida de la gente en sus casas para desarrollar después productos y soluciones que se adapten a sus necesidades reales. Gracias a este tipo de iniciativas, estas fiestas IKEA continúa apostando porque #LaOtraNavidad es posible, por te ofrece sencillas ideas y consejos para que este año no desperdiciemos tanta comida como en años anteriores, ya que aquello que no cenemos en Nochebuena se puede convertir en una deliciosa receta en los próximos días, por ejemplo, podemos preparar una lasaña o incluso unas croquetas.

En el caso de la pasta es tan sencillo como picar las sobras en trozos gruesos, juntarlas en un recipiente de lasaña, verter un huevo y queso sobre ellas y gratinar al horno hasta que esté todo bien dorado. Mientras que para las croquetas, se hace una masa con la comida, se reboza con pan rallado y se fríe en aceite caliente o bien se pueden cocinar al horno.

Pero tenemos muchos más consejos para darte. Por ejemplo, para aprovechar bien la comida de la nevera, ordena lo que tienes dentro poniendo delante los alimentos que lleven más tiempo. No dejes que los más antiguos se queden olvidados al fondo porque aumentan las probabilidades de que terminen en la basura.

Más tips útiles. Utiliza botes de cristal para las conservas. Conserva los alimentos en raciones individuales para que siempre puedas utilizar la cantidad exacta que necesitas sin tirar nada a la basura. En cuestión de fruta, separa las manzanas del resto de fruta si no quieres que las otras piezas maduren antes de tiempo o bien utiliza un frutero con diferentes bandejas.

Post Patrocinado