Importar agua puede ser conveniente en regiones secas
Ignacio Rodríguez Iturbe, Premio Estocolmo de Agua en 2012, y el profesor de Cambio Climático de la Universidad de Exeter (Reino Unido) Tim Lenton han advertido de que algunas zonas del sur de España presentan señales de alerta de desertificación y calentamiento del suelo. Algunos de estos efectos pueden ser irreversibles.

Han hecho estas declaraciones en la segunda jornada de Cantabria Campus Internacional, dedicada al agua, energía y medio ambiente. Esta situación de alerta ya se está notando en la vegetación. Este tipo de alertas provocan transformaciones muy profundas. Algunas de estas señales son muy peligrosas. Ha incidido en luchar contra el cambio climático, sobre todo, en la reducción del dióxido de carbono y demás gases de efecto invernadero (GEI).

Según la opinión de los expertos, Europa está en el buen camino, pero los pasos para solucionar el gran problema son muy pocos. Hay que ser más ambiciosos y crear programas internacionales y europeos.

Rodríguez Iturbe ha explicado que algunas de estas alertas son relativamente fáciles de detectar e indican la cercanía de un punto límite que marca un cambio de fase, donde el problema puede ser irreversible. Nos acercamos cada día más al temido punto de inflexión en el cambio climático.

También se ha referido al concepto de agua virtual, la que se gasta para producir bienes de consumo, y ha opinado que, en aquellas regiones que escasea el agua, resulta mucho más económica la importación de algunos bienes como los alimentos o la propia agua potable o para riego que sacarlos de donde no hay. El experto aboga por importar agua y aprovechar la ventaja competitiva que ese país o región tenga en otros ámbitos.

Se trata de llegar a acuerdos en los que todo el mundo gane, ha puntualizado el científico. Es muy difícil ser autosuficiente en todos los ámbitos y los costes pueden ser prohibitivos.