Impresora 3D construye 10 casas en un día utilizando residuos (vídeo)
El cuento de los tres cerditos podría tener una nueva versión en clave verde, y con final feliz. Gracias a la impresión en 3D, estar a salvo del lobo hubiera sido posible utilizando materiales tan ecológicos como la paja o la madera, pero sin necesidad de usar ladrillos.

Aplicando una novedosa técnica de impresión en 3D, sus tres casitas hubieran estado listas en unas horas, resistir vientos y tempestades, fabricadas con toda garantía, a prueba de lobos. Pero lo bueno de esta historia es que no es ciencia ficción, porque la empresa china Winsun es capaz de hacer el milagrito: construir en un santiamén casas económicas y ecológicas mediante el reciclaje de desechos mineros y de materiales de la construcción, que parecen tan resistentes como las convencionales.

Una casa en unas horas

Es el último grito en impresión 3D, que lo mismo que nos sorprende con la fabricación de objetos cotidianos de todo tipo, llega ahora a la arquitectura para proponer una alternativa revolucionaria. Aunque investigadores californianos ya habían demostrado que se podía imprimir a gran velocidad, nunca se había logrado en la práctica.

El resultado de este experimento de Winsun ha sido asombroso: 10 casas unifamiliares de 198 metros cuadrados en sólo 24 horas, para lo que utilizó cuatro impresoras enormes (10m de ancho x 6,6 m de alto), cuya tinta es una mezcla de residuos y cemento que se seca rapidamente. Su precio, otro bombazo, rondó los 4.800 dólares.

Impresora 3D construye 10 casas en un día utilizando residuos (vídeo)
La compañía está desarrollando un robot que ha bautizado como “MiniBuilder”, con el objetivo de poder imprimir directamente las estructuras en el sitio, con lo que se ahorraría el transporte y el montaje, se aligería la huella de carbono y se abarataría aún más. Actualmente, expertos independientes están evaluando la calidad del edificio. Esperemos que no digan aquello de: ¡Soplaré y soplaré y la puerta derribaré!…