Impresora que crea ropa nueva a partir de la vieja
Inventos como éste dan un poquito de vértigo, si bien para los fanáticos de las tecnologías punta sólo se trate de una novedad más en el campo de la impresión en tres dimensiones. Sea como fuere, esta increíble impresora permite hacer cosas tan maravillosas como estrenar ropa a placer sin ni siquiera movernos de casa, sin dejar el bolsillo temblando y sin caer en un consumismo muy poco verde.

Sí, aunque parezca ciencia ficción, la máquina existe y tiene un aspecto futurista, como puede verse en las imágenes, si bien ha sido concebida para tenerla en casa. Pese a su aspecto exclusivo y extraño, su creador aspira a que se convierta en un electrodoméstico habitual en los hogares como modo de popularizar la impresión en 3D de ropa de todo tipo.

Básicamente, se trata de una impresora que funciona con cartuchos que se cargan con la ropa vieja, es decir, con sus hilos, tela y demás tejidos que, una vez descompuestos, servirán para una posterior reutilización en forma de nuevas prendas creadas de forma inmediata cuando lo deseemos.

Compraríamos el diseño

Esta impresora de ropa ha sido creada por un diseñador industrial Joshua Harris, en colaboración con un grupo de colegas, y el ingenio quedó entre los semifinalistas en el concurso Electrolux Desing Lab 2010.

Las ventajas de este sistema de obtención de ropa van más allá del reciclaje y del ahorro de transporte en todo el proceso de producción, así como para el mismo consumidor, que evita tener que dar ni dos pasos para conseguirla. Además, su Harris considera que se trata de una buena solución para ahorrar espacio en la vida urbana, donde los pisos son cada vez más y más pequeños.

Impresora que crea ropa nueva a partir de la vieja
De resultar un éxito, la curiosa maquinita haría innecesarios armarios, lavadoras y secadoras, incluso, ya que nos proporcionaría ropa instantáneamente. Basta con introducir ropa vieja para conseguir al momento un modelo propio o comprado, pues los diseñadores de moda y las marcas de ropa podrían vender los diseños para que pudiéramos imprimirlos.