Incendios en Galicia (un año más)
Un incendio forestal producido en el municipio de Poio, en la provincia española Pontevedra, ha calcinado ya más de 15 hectáreas, según las primeras estimaciones de la Consellería de Medio Rural, aunque el fuego todavía no está controlado después de cinco horas activo. Las tareas de extinción resultan complicadas debido a la acción del viento en la zona. Tres agentes forestales, siete brigadas y un grupo municipal de intervención rápida tratan de extinguir completamente el fuego, ayudándose con cinco motobombas, cuatro helicópteros y tres hidroaviones. Además, se trata de una zona de difícil acceso, en el lugar de Cidrás, hasta donde es difícil llevar las motobombas. El fuego ya afectó a esta zona en años anteriores.

Otro incendio se produjo hace unos días en el municipio pontevedrés de Fornelos de Montes. Fallecieron dos miembros de una brigada anti incendios de la empresa pública Servizos Agrarios de Galicia (Seaga). Según las investigaciones llevadas a cabo, pudo haber sido intencionado, pues se encontraron varios focos. El Juzgado de Instrucción Número 2 de Redondela (Pontevedra) llevará la instrucción del caso. La Policía Judicial de la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las causas del siniestro. El consejero de Presidencia de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, afirmó que “la única lucha contra el fuego es contra los incendiarios, que se convierten en potenciales asesinos”, mientras que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que la Xunta perseguirá a los incendiarios porque “es prioritario poner fin a la actividad criminal en los montes”.

Los incendios forestales han causado en España en lo que va de año la muerte de nueve personas, según datos de la Guardia Civil y la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. Además, otras trescientas personas en seis provincias de cuatro Comunidades Autónomas (Canarias, Cataluña, Andalucía y Murcia) han tenido que ser evacuadas de forma preventiva a causa de siete incendios.