Indonesia crea el mayor santuario del mundo de mantarrayas
El litoral indonesio alberga la friolera de 17.000 islas, suma unos seis millones de metros cuadrados y, desde ahora, es el santuario más grande del mundo de mantarrayas, un animal amenazado por la explotación pesquera.

Desde hoy el archipiélago entero ha consagrado sus aguas a la preservación de la especie, como ya lo hicieran antes otros países aprobando una nueva legislación que garantice su protección. ¿Pero, qué motiva este cambio, quizás el amor por la naturaleza?

En efecto, tal y como habías imaginado, la respuesta hay que buscarla en el beneficio económico, en realidad. Ya lo sabían aquellas otras naciones pioneras, pero ahora está cuantificado gracias a un estudio reciente, que mostró que un sólo ejemplar de mantarraya genera un millón de dólares a través del turismo, mientras que su pesca aporta un máximo de 500 dólares.

Poderoso caballero

Aunque son datos exclusivamente crematísticos, la asociación Conservation International los considera valiosos si con ello se protege la biodiversidad, pues preservar sus poblaciones supone cuidar también del equilibrio de los ecosistemas marinos. Puesto que el objetivo es protegerlos, bien está que finalmente haya sido gracias a don dinero, poderoso caballero.

Indonesia crea el mayor santuario del mundo de mantarrayas
Otro de los retos que se plantean en la región es educar a los turistas en un buceo respetuoso con el entorno para evitar que una devastación que no sería peor que la provocada por su captura.

Actualmente, las aguas indonesias son uno de los pocos lugares del mundo donde poder disfrutar de la fantástica visión de las mantarrayas o mantas gigantes (Manta birostris), una especie de elasmobranquio del orden Rajiformes que encuentra en los arrecifes de coral indonesios y en las corrientes fuertes un hábitat propicio.

Las mantarrayas pueden alcanzar cerca de 8 metros de envergadura y además de nadar con gran espectacularidad es capaz de dar magníficos saltos en la superficie. La facturación anual del turismo de mantarrayas factura 15 millones de dólares anuales, una cifra que a partir de ahora podría crecer debido a su protección.