Influencia Porcina, contaminación del aire y clima
Las escasas medidas sanitarias que se emplean en granjas para tratar correctamente a los animales y sus residuos incrementan el riesgo de infecciones a escala mundial, ya que las bacterias pueden sobrevivir en los residuos sólidos sin tratar entre 2 y 12 meses y los virus entre 3 y 6 meses.

Los cientificos también apuntan a que la expansión del virus ha sido por motivos medioambientales, la enorme contaminación del aire que sufren los habitantes de Mexico supone un sistema respiratorio más débil, lo que facilita el contagio de esta enfermedad. Todos los muertos presentaban una neumonía severa causada por el virus.

Por lo tanto, la contaminación es la principal responsable de la mutación del virus de la gripe porcina o gripe A. Las legislaciones medioambientales y sanitarias deben ser más estrictas en todos los sentidos, especialmente en los países con mayor riesgo de contagio. Otra posible explicación podría encontrarse en las carencias nutricionales de algunos países, lo que supone unas menores defensas del organismo, lo que también facilitaría la acción de la gripe A.