El Informe de Impacto Ambiental para la extracción de petróleo en Canarias es una farsa
La cosa funciona como sigue. Una empresa petrolera (Repsol en este caso), con dinero y poder, paga a otra empresa, especializada en informes ambientales, para que elabore un Informe de Impacto Ambiental de un futuro proyecto de la primera. ¿Creéis que ese informe va a ser negativo? ¿Creéis que va a perder la oportunidad de nuevos contratos y, por tanto, más dinero?

Según denuncia la organización Oceana, el informe que analiza el impacto ambiental de las prospecciones que se llevarían a cabo en aguas de las isla Canarias, sólo ha recogido una diezmillonésima parte de la zona. Además, no se sabe si las partes analizadas son de los lugares donde se van a producir los sondeos o de otros lugares. Según Oceana, de llevarse a cabo el proyecto, arrecifes y chimeneas de gases que cuentan con la protección de la UE, estarían en peligro.

Pero las organizaciones ecologistas no son las únicas que critican el proyecto de Repsol en aguas canarias. Una parte del mismo Gobierno que apoya la iniciativa no lo ve claro. El Ministerio de Industria, el Ministerio de Economía y el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente avalan un informe redactado por 17 científicos que advierte de que un vertido derivado de la extracción de petróleo en la zona causaría un grave daño, no sólo al medio ambiente, sino también a la economía y al bienestar de la población.

Están en riesgo, según el informe, ecosistemas de gran interés y la rica biodiversidad marina en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, y podrían ser dañadas otras islas del archipiélago canario. Las actividades de perforación y prospección causan “afecciones medioambientales”, señala dicho informe.

Todos en contra menos el ministro Soria

El Informe de Impacto Ambiental para la extracción de petróleo en Canarias es una farsa
El Cabildo de Fuerteventura también encargó, por su parte, informes a expertos para elaborar alegaciones contra del estudio de impacto ambiental de Repsol. Ha aportado al informe de la petrolera un documento con alegaciones de 94 folios.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, se ha posicionado en contra del proyecto de Repsol, asegurando que el petróleo va en contra del turismo, que es el negocio de los canarios. Rivero ha dicho que el sector turístico en Canarias es un ejemplo de sostenibilidad y de cuidado exquisito de su medio ambiente. Las prospecciones de hidrocarburos ponen en riesgo a todo el sector en las islas.

Un proyecto, pues, criticado por diversas organizaciones, por representantes de las autonomías y de otras administraciones y organizaciones profesionales, por sindicatos, organizaciones sociales y la mayoría de la ciudadanía. Incluso por parte del propio Gobierno. ¿Se llevará a cabo finalmente?