Instalación de paneles o placas solares en casa
Desde un punto de vista ambiental, los paneles solares fotovoltaicos reducen las emisiones de nuestro hogar y pueden ahorrarnos en torno al 30 por ciento del gasto energético. Adquirirlos e instalarlos, sin embargo, suponen un importante gasto que iremos amortizando a lo largo de los años.

Como primer requisito, antes de comenzar la instalación propiamente dicha hemos de saber si disponemos de un lugar adecuado para colocarlas. No sólo necesitamos espacio suficiente, sino que éste ha de recibir los rayos del sol.

Lo ideal es que sea un sitio soleado durante todo el día o, en todo caso, la sombra ha de ser parcial y, para mayor seguridad, su conveniencia debe consultarse con especialistas.

Normalmente suelen elegirse las cubiertas, ya sean azoteas o tejados inclinados, si bien igualmente sería factible cualquier otra ubicación que reúna las condiciones necesarias. En caso de tener dudas, podemos pedir asesoramiento a los mismos instaladores autorizados que se encargarían de ponerlos o a cualquier asociación del sector.

¿Quién los puede instalar?

Si deseamos instalarlos nosotros mismos, hemos de conseguir los materiales necesarios, adquirir los conocimientos necesarios y seguir las instrucciones del fabricante, tomar las debidas precauciones y contar con el preceptivo permiso municipal.

Instalación de paneles o placas solares en casa
En caso de estar construyendo una casa deberás incluirlo en el permiso de obra y tener en cuenta aspectos técnicos esenciales como, por ejemplo, la inclinación idónea que, en España es de 30º hacia el sur para optimizar la captación solar.

Aunque hay packs que vienen con sencillas instrucciones para su instalación, lo más habitual es contar con los instaladores autorizados pues, además de colocarlos, suelen incluir en sus servicios los materiales necesarios, el mantenimiento y la tramitación de permisos, incluso también para ir más allá del autoconsumo y poder vender excedentes.