Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

La música alegra los corazones, amansa a las fieras y gusta a -casi- todo el mundo. Escucharla, bailarla o bien tocar algún instrumento son prácticas muy beneficiosas tanto para nosotros como para inculcar a los más pequeños. Hoy te traemos una idea divertida, barata, sencilla y ecológica que te encantará: la fabricación de instrumentos musicales a partir de materiales reciclados para niños.

Sí, como lo oyes. Es posible que esa caja de zapatos vieja o los botes que ya no te sirvan pasen a ser ese instrumento que alegrará las tardes a los más pequeños y -¿quién sabe?- les hará convertirte en un gran músico o música. Lo que sí que es seguro es que la fabricación de estos instrumentos te garantizará grandes ratos de entretenimiento con tus hijos o con tus pequeños seres queridos.

Lo único que tendrás que hacer es leer este post, no tirar aquellos materiales que vayas usando y poner en marcha la fabricación de cada uno de estos instrumentos, no olvides dejar que los niños los personalicen para que no haya uno igual que el suyo en el mundo. El concierto está a punto de comenzar.

Las panderetas: Ese instrumento navideño

Comenzaremos por algo sencillo: las panderetas y las zambombas. Sabemos que la época de la Navidad ya pasó, pero puedes ir practicando la fabricación de estos instrumentos, sin los cuales estas fiestas no serían lo mismo. Las panderetas y las zambombas nos inspiran felicidad, alboroto, jaleo, alegría, reunión, amistad… no puedes perderte el placer de tocarlas por la calle, por bares o por casas de conocidos esta navidad.

Necesitarás una caja de quesitos (de esos de El Caserío, o La Vaca que Ríe) vacía, cinta aislante, cascabeles que puedes encontrar en mercerías y papeles celofán de colores. El proceso es simple: solo llena la caja con los cascabeles (o cualquier cosa que suene) cierra bien con cinta aislante y luego decora por todos sitios con el papel celofán de colores.

Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

Las maracas para animar las fiestas

Las maracas son también muy aptas para las Navidades, pero igualmente te servirán para animar los conciertos de verano. Sin duda, darán mucha alegría a tus celebraciones.

Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

Las maracas siguen el mismo principio: llenamos un envase (en este caso, ovalado) de garbanzos o de granos de arroz para que al golpear hagan ruido (puedes usar también cascabeles) y lo cerramos. A continuación, le ponemos un palo, algo para sujetar la maraca y hacerla sonar. La solución más ecológica y sencilla es usando envases de yogur o de cuajada u otro envase de plástico. Si además quieres dar un aspecto más simpático a tus castañuelas, pega o pinta sobre el envase unos ojitos y, con unos trozos de lana, convierte a tu maraca en un simpático muñeco barbudo que te acompañará en tus tardes de juerga.

Las castañuelas para dar un toque flamenco

Hay pocos inventos tan españoles como nuestras castañuelas. Si te encanta bailar sevillanas en las fiestas o si simplemente te gusta ese sonido hueco, puedes confeccionar unas preciosas castañuelas en forma de tortuga (o del animal que quieras) ahora mismo.

Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

Sólo necesitas dos trozos alargados de cartón, cuatro chapas (de una botella de cerveza, por ejemplo) y fieltro para decorar.

Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

Pinta de verde el cartón, dóblalo por la mitad y pega las chapas de manera que al doblar el cartón coincidan y suenen. En el lado exterior, recubre de fieltro verde y diseña la forma de la tortuga (los ojos, el vestido…)

Flauta, instrumento de viento

La flauta es ese instrumento que nos enseñaban a tocar en clase de música, pero que, por más empeño que le pusieras, siempre el dedo se nos iba y acababa saliendo un ruido que difícilmente podía definirse como música. Ahora podrás practicar todas las veces que quieras con esta flauta de elaboración propia.

Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

La haremos simplemente con la ayuda de las pajitas de plástico que nos han sobrado de nuestro último cumpleaños. Aconsejamos poner bastantes para lograr un instrumento más elaborado. Pegaremos las pajitas con cinta aislante transparente (con cola normal no se pegan), pero antes habremos de recortar las pajitas gradualmente, de manera que cada una sea más corta que la que está a su izquierda. Con esta sencilla manualidad, hijos y padres tendrán su flauta.

La guitarra, la reina del concierto

Para aquellos que quieran convertirse en virtuosos de la guitarra, es posible hacer este instrumento de forma muy sencilla. De esta forma, tus hijos empezarán a entender cómo funciona. Sólo necesitarás una caja cerrada por todos los lados y de forma rectangular (por ejemplo, una caja de pañuelos o de zapatos) Lo primero que tendrás que hacer es cortar una figura ovalada en la parte superior (únicamente), simulando al agujero de la guitarra.

Si quieres decorar con papeles y pinturas tu guitarra, ahora es el momento de hacerlo, para hacerla más personal y bonita que ninguna.

Instrumentos musicales a partir de materiales reciclados

Después, necesitarás gomas elásticas, de esas que se usan para atar cosas en la cocina. Pon al menos seis por encima del agujero (como las seis cuerdas de la guitarra). Es importante que coloques un objeto pequeño y cilíndrico (como un lápiz) debajo de las bandas elásticas en uno de los lados para que su sonido sea más natural.

Para acabar, tendrás que añadir el mástil de la guitarra y lo harás con un rollo de papel de cocina o similar. ¡Ya tienes un instrumento perfecto para que jueguen los más pequeños!