Invernadero vertical en París para cultivar plátanos
El estudio de arquitectura francés SOA elabora un proyecto para crear un invernadero en París capaz de albergar plantas tropicales y producir una cosecha de plátanos. Un jardín urbano tropical en el frío clima parisino.

El proyecto lleva por nombre Urbanana (unión de urbano y banana) y se trata de un jardín vertical de seis pisos y cubierto por cristales para crear el efecto invernadero. Además, se ha diseñado de modo que la instalación en edificios ya construidos sea fácil.

Según los responsables del diseño, el motivo fundamental para diseñar la granja tropical en París es evitar el transporte de mercancías, ya que afecta al precio de los productos y, además, perjudica al medio ambiente por las emisiones de CO2 causadas por su tansporte.

Se han buscado dos edificios residenciales para poner en marcha la idea. Es una caja de cristal que contiene un interior verde, repleto de árboles frutales que crecen en condiciones óptimas, ayudados por una iluminación artificial adicional. El nivel inferior permite el acceso del público y cuenta con un área de exposición También hay un laboratorio de investigación y un restaurante. El resto se destina a las plantaciones, que están dispuestas en varios grupos para controlar todos los ciclos de maduración.


Los arquitectos creen que Urbanana puede servir también para promocionar el plátano en una ciudad como París. Los plátanos se venden en todo el mundo, pero sólo crecen en climas tropicales. Urbanana permitirá cultivar esta fruta para que los parisinos puedan degustar una amplia gama de variedades con diferentes sabores y texturas. Es un modo de promover un debate sobre la excesiva presencia de frutas tropicales en los (ricos) países del Norte.

Si la idea se traslada a otras ciudades y se cultivan otros alimentos tropicales, el impacto ambiental del transporte de fruta por todo el mundo se reduciría y, por tanto, también la emisión de gases contaminantes que contribuyen al cambio climático.