Investigaciones en medicina y aprovechamiento de residuos del corcho
Un proyecto llamado “Valorización del sector corchero de Extremadura” tratará de descubrir nuevos aprovechamientos del corcho más allá de los usos tradicionales de este material, fundamentalmente, más allá del uso como tapones para botellas. El proyecto consta de varias áreas de trabajo. Todas ellas tienen el objetivo de contribuir al desarrollo del sector corchero de Extremadura (España), abrir nuevas oportunidades de mercado y aportar una solución a las industrias en la gestión de los subproductos y residuos agrícolas y forestales. En definitiva, mejorar la eficiencia técnica, económica y medioambiental de las empresas corcheras.

Esos cuatro subprogramas son análisis de las propiedades anticancerígenas y antioxidantes de algunos compuestos del corcho, el estudio de las aguas de cocción del corcho para la reducción de residuos, para su aprovechamiento y para su reutilización, y el desarrollo de nuevos materiales de construcción con corcho.

Dos de los subproyectos que se desarrollarán están orientados a la investigación médica. Por un lado, los investigadores estudiarán y analizarán compuestos bioactivos del corcho para evaluar sus propiedades antioxidantes y su aplicación en la lucha contra algunas enfermedades degenerativas. El otro subprograma se centrará específicamente en el análisis de compuestos del corcho con propiedades anticancerígenas para aportar nuevas herramientas en la investigación contra el cáncer.

Otro subprograma estudiará el aprovechamiento de los residuos de las industrias corcheras. Se trata de aportar nuevas técnicas para una mejor gestión de los residuos de la industria corchera en Extremadura, conseguir una reducción de los mismos y lograr su aprovechamiento y reutilización en aplicaciones de biomasa, para compostaje y como fertilizantes, entre otras.

Porr último, se tratarán de desarrollar, a partir de subproductos y residuos generados por la industria corchera, alternativas en la fabricación de hormigones y morteros para su uso en paneles de cerramiento. Los investigadores trabajarán para perfeccionar y optimizar el producto, el proceso de producción y estará al tanto de lo que precisa el mercado en este tipo de materiales.

El Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (IPROCOR) coordinará el proyecto, en colaboración con tres entidades públicas: Intaex (Instituto Tecnológico Agroalimentario), Intromac (Instituto Tecnológico de Rocas Ornamentales y Materiales de Construcción) y la Universidad de Extremadura, junto con las empresas corcheras de San Vicente de Alcántara (Extracor-Ava; Augusta Cork; Corchos Telesforo Martín e Hijos; Higinio Rodríguez Morujo), la empresa de gestión de recursos hídricos Agua y Gestión del Ciclo Integral, de Sevilla y con sede en Extremadura, y la constructora Estructuras Tartessos-Estarsa, de Puebla de la Calzada. En total, 43 investigadores, de ellos, 10 de IPROCOR.