Inviernos más fríos
Se usa muchas veces el término “calentamiento global” cuando sería más preciso utilizar “cambio climático”. Es verdad que en algunas partes del mundo se está produciendo un aumento de las temperaturas. Pero, en otros lugares, se produce el efecto contrario: los inviernos van a ser cada vez más fríos. Varios estudios lo demuestran. El último en aparecer ha sido elaborado por el Potsdam Institute for Climate Impact Research (PICIR), de Alemania.

Este estudio advierte de que la reducción del hielo marino en el océano Ártico puede provocar, debido a una suerte de compensación global de la temperatura produce en todo el planeta, un enfriamiento de la mitad norte del mundo, que producirá inviernos más fríos.

La reducción de este hielo marino en el Ártico oriental puede provocar anomalías fuertes en las corrientes de aire de la atmósfera y un enfriamiento global de las zonas septentrionales de los continentes del hemisferio norte. Según Vladimir Petoukhov, autor principal del estudio, estas anomalías podrían triplicar la probabilidad de inviernos de frío extremo en Europa y el norte de Asia. Es una forma de compensar el calentamiento global. De ahí que sea mejor usar el concepto de cambio climático.

Los investigadores han basado su hipótesis en simulaciones hechas con un sistema informático basándose en datos recogidos sobre el Mar de Kara, al norte de Noruega y Rusia, donde se está produciendo una importante reducción de hielo desde el frío invierno de 2005-2006. Esas superficies del mar que carecen de una capa de hielo desprenden mucho calor a la atmósfera y alteran las corrientes del viento proveniente del Ártico. Así, se produce un calentamiento y, después, de nuevo un enfriamiento, y es este cambio brusco en la circulación atmosférica la que produce el fenómeno y lleva vientos heladores hacia Europa.

El sistema climático es muy complejo y un cambio en cualquiera de sus zonas afecta a todo el sistema. Por eso es tan importante la concienciación sobre este problema en cualquier parte del planeta.