Ir de fiesta respetando el medio ambienteCualquiera que monte una fiesta en casa, puede hacerlo de una manera más sostenible. Sólo hay que reutilizar los vasos en vez de usar uno cada vez que nos sirvamos una copa (si se quiere ser un punto más radical y divertido se debería dar un único vaso a cada invitado: quien lo pierda, no bebe), separar los residuos y separarlos para su reciclaje posterior o apagar las luces de las salas o habitaciones donde no haya nadie y, en general, crear un ambiente con poca luz (más ecológico y más apropiado para la ocasión).

Pero una empresa ha ido más allá y ha trasladado este concepto de fiesta sostenible fuera de las casas, a los locales de copas. Se trata de la empresa Sustainable Dance Club, que cree que la diversión y asumir la responsabilidad medioambiental pueden ir de la mano. El beneficio no es el único motor de una economía ni de una sociedad. Mucha gente quiere contribuir a un mundo mejor… mientras se divierte. Esta original empresa apuesta por las tres P: people, planet, party (gente, planeta, fiesta).

Sustainable Dance Club ayuda a dueños del clubs y bares de copas, así como a organizadores de festivales, a tener un negocio más sostenible. Pero también puede ayudar a agencias de márketing, a museos, en la organización de eventos comerciales y otras actividades.

Uno de sus proyectos ha sido la creación de una discoteca sostenible. Se llama Watt y, cómo no, se encuentra en Holanda. Si visitas Rotterdam, no te olvides de pasar por la discoteca más ecológica del mundo.

La característica más original es la pista de baile, que es capaz de transformar la energía que produce la gente cuando baila en electricidad. Cuánto más se baila, más se ilumina el suelo. Deberían plantearse la posibilidad de abrir sucursales en países latinos.

También se ahorra agua a través de un sistema de recogida de agua de lluvia que abastece los lavabos. En todo caso, los servicios para hombres están diseñados para que no sea necesario tirar de la cadena. Se calcula que se pueden ahorrar mil metros cúbicos de agua al año. Los materiales utilizados en la reforma del local son reciclables y, cuando fue posible, reciclados. La distribución del espacio está diseñada para aprovechar el calor y el aire fresco, de modo que no se necesita un potente sistema de refrigeración.