Jabalíes para luchar contra el hambre en México
La sequía está azotando duramente algunas regiones indígenas de Chihuahua, en el norte de México. Por ello, las autoridades han decido poner en marcha una original (al menos, en dicho país) estrategia para combatir el hambre: cazar a 50.000 jabalíes europeos y utilizar su carne para alimentar a las comunidades en problemas.

La especie es considerada exótica en la región y su reproducción acelerada ha causado graves daños a cultivos como la avena, la alfalfa y el frijol, donde ya la sequía y heladas tempranas habían causado graves perjuicios. Así, según Ignacio Legarreta, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la proliferación de jabalíes puede convertirse en un grave problema.

Permitiendo la caza de estos animales se matan dos pájaros de un tiro: se lucha contra lo que se está comenzando a considerar como una plaga y se combate el hambre de las comunidades sin recursos.

El Gobierno de Chihuahua calcula que, al menos 250.000 personas de las comunidades Rarámuri y Tarahumara padecen hambre, ya que perdieron el 90% de sus cultivos de maíz y frijol, alimentos básicos para estas tribus.

La zona afectada por los jabalíes en México es un valle que comprende los municipios de Ojinaga y Manuel Benavides, Chihuahua, así como el condado de Presidio, y Texas, en Estados Unidos. Es un territorio con una extensión de 150 kilómetros cuadrados donde se han censado, por lo menos, 50.000 ejemplares. Nadie sabe cómo llegaron. Se cree que algún ranchero llevó a su propiedad ejemplares de la raza europea y algunos lograron escapar.

El problema es que se aparean con cerdos domésticos y las nuevas generaciones heredaron su capacidad reproductiva, es decir, que tienen entre ocho y doce crías por camada. También aumentaron su tamaño: pesan unos 200 kilogramos en vez de los 50 de los jabalíes originarios. Además, al no tener depredadores naturales ni control humano, la especie se ha convertido en una plaga.

La cacería de jabalíes se iniciará en enero de 2012.