Japón comienza a extraer metano del lecho marino
Una compañía japonesa ha asegurado que ha logrado extraer gas natural de una fuente potencialmente rica en el fondo marino. Ya se comienza a llamar el “oro submarino”. ¿Será nocivo para el medio ambiente, como lo es la fractura hidráulica? Japón ha señalado que esta nueva técnica de obtención de gas natural puede ayudar a satisfacer las necesidades energéticas del país. Quizá sirva, entonces, para desterrar la nuclear.

Es la primera vez que una compañía logra extraer gas de los depósitos de hidratos de metano en alta mar. Estos depósitos de gas se encuentran congelados en el fondo del mar, gran parte de ellos, en el océano Pacífico (pero también en otros lugares, como el golfo de Cádiz). Japón ha gastado cientos de millones de dólares para lograr una técnica que permita acceder y extraer estas reservas.

Si se confirma el hallazgo, el próximo paso para Japón sería comercializar este gas en los próximos seis años. Según los primeros cálculos, las reservas de gas natural del fondo marino equivalen a once años de consumo energético del país asiático. Desde que se produjo el accidente de Fukushima, Japón ha tenido que aumentar sus importaciones de gas natural.

Una alternativa al petróleo

Los hidratos de metano se pueden convertir, según muchos expertos, en una fuente de energía alternativa al petróleo. Parecen trozos de hielo, pero, si se acerca una llama, arden. En realidad, son una mezcla de gas y agua que es estable a baja temperatura y alta presión, que son las condiciones que tiene el fondo marino. Se calcula que las reservas de este compuesto duplican las de petróleo, gas natural y carbón.

Japón comienza a extraer metano del lecho marino
Japón ha dado un paso muy importante para que los hidratos de metano se conviertan en una fuente de energía utilizada por el ser humano. El barco de perforación Chikyu está ya ensayando la producción de gas con un quemador instalado en la popa. La clave está en que el flujo del caudal del gas sea estable.