Japón construirá el parque eólico marino más grande del mundo
El accidente nuclear sufrido en Japón en la planta de Fukushima hace casi un par de años ha impulsado las inversiones en energías renovables. Si bien sigue primando la energía nuclear, también ha cobrado fuerza la energía verde, tal y como demuestra el reciente anuncio de la construcción del parque eólico marino más grande del mundo.

En efecto, el país del sol naciente podrá no abandonar la energía nuclear, porque de ella depende ahora su economía, pero no decirle un adiós definitivo tampoco significa dar la espalda a otras opciones más limpias y seguras, como es la eólica.

El anuncio de este nuevo proyecto lo ha hecho la Agencia Japonesa de Recursos Naturales y Energía, que construirá el parque eólico marino más grande del mundo cerca de Fukushima, como parte de la reconstrucción del área afectada por el desastre nuclear.

Cerca de Fukushima

El principal cometido de este parque eólico será abastecer de electricidad al país, muy necesitado de nuevas fuentes de energía tras el accidente, que obligó a clausurar un total de 55 reactores nucleares.

El gigantesco proyecto contempla la construcción de 13 turbinas en el año 2020, capaces de generar la friolera de 1GW de potencia, lo que permitiría que la región de Fukushima llegara a autoabastecerse en el 2040.

Además, se levantará a 16 kilómetros de Fukushima y, según se prevé, generará mayor cantidad de energía que la que la granja granja eólica más grande que existe, situada en Suffolk, Reino Unido.

Japón construirá el parque eólico marino más grande del mundo
¿Significa esto que va a ir abandonándose la energía nuclear? No podría decirse tanto. Actualmente, el nuevo gobierno conservador ha paralizado el plan de abandono progresivo de la energía nuclear que estaba en marcha.

Por lo tanto, sería más exacto decir que sigue invirtiéndose en energías renovables pero la energía nuclear seguirá recibiendo apoyo y utilizándose sin restricciones siempre y cuando el país la necesite.