Japón: primera aldea 100% solar
Desde Fukushima, los japoneses se han puesto las pilas para desarrollar las energías renovables y limpias. Quieren desterrar la nuclear, aunque será un camino largo y difícil. Sin embargo, se dan pasos de gigante. Es el caso de la primera aldea que ha conseguido proveerse sólo con energía solar.

Se trata de la pequeña aldea de Sanno, en la prefectura de Hyogo, que se ha convertido en la primera población en todo el mundo que funciona al cien por cien con energía obtenida del Sol. Una respuesta contundente al desastre causado por el sismo y posterior tsunami que generaron el accidente nuclear de Fukushima.

Los habitantes de Sanno fueron de los más afectados por el tsunami. Pero el desastre les hizo reaccionar y decidieron instalar celdas fotovoltaicas en el espacio asolado por el mar. Han invertido en el proyecto aproximadamente 215.000 dólares. Ya produce 40.000 kWh, lo suficiente para dar electricidad a los 42 habitantes de la aldea.

El logro se ha convertido en un ejemplo de lo rápido que un colectivo de residentes y agricultores jubilados puede organizarse y construir una instalación de energía solar rentable.

En la Cumbre G8 de 2011, Japón ya anunció su intención de hacer obligatoria la instalación de paneles solares en cada nueva vivienda que se construyera. El país está poniendo en marcha diversos proyectos, entre los que se cuenta la reciente inauguración de un parque solar en Kioto. El objetivo, según estimaciones del Gobierno japonés, es llegar a los 2.500 MW, una producción equivalentes a la de la generada por dos centrales nucleares.

Con todo, ante la necesidad energética del país, Kansasi Electric Power (KEPCO) decidió la reactivación de su reactor número 3 y anunció la puesta en marcha de reactor número 4. Este último reactor, con capacidad de más de un millón de kilovatios (kW), estará a pleno rendimiento desde el 25 de julio. No será fácil prescindir de la nuclear.