Japón se ofende por una viñeta francesa sobre Fukushima
Tokio organizará los Juegos Olímpicos de 2020. Las críticas por organizar el evento deportivo en el país donde se produjo el accidente de Fukushima, el peor accidente nuclear desde Chernóbil que, después de dos años, aún emite radiactividad, no se han hecho esperar. Una caricatura aparecida en un periódico francés ha recurrido al humor. Pero a los japoneses no les ha hecho ninguna gracia.

La viñeta ha sido publicada en el semanario satírico Le Canard Enchaine. En el dibujo se ve a dos luchadores de sumo con un brazo o una pierna adicional. Al fondo, la central nuclear de Fukushima en ruinas. Un locutor de televisión, debidamente protegido con un traje antirradiación, comenta: “Gracias a Fukushima, el sumo ya es un deporte olímpico”.

Hay otra viñeta. Son dos personas con ropa de protección realizando pruebas de radiación en una piscina. Se puede leer: “Ya se ha construido una piscina en Fukushima para los Juegos Olímpicos”.

En los últimos tiempos, han aparecido informes de filtraciones de agua altamente contaminada de los tanques de almacenamiento de la planta. El operador de la planta, Tokyo Electric Power (Tepco), admitió que unas 300 toneladas de agua subterránea radiactiva fluían hacia el Pacífico.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ofreció garantías personales a los funcionarios del Comité Olímpico Internacional (COI) de que la planta de Fukushima estaba bajo control y que las fugas de radiación no representaban una amenaza para Tokio.

Francia es una potencia nuclear

Japón se ofende por una viñeta francesa sobre Fukushima
Ante las viñetas francesas, el secretario jefe del gabinete del Gobierno de Japón, Yoshihide Suga, ha asegurado que presentará una queja formal ante la embajada francesa en Tokio. Añadió que le parece una falta de respeto hacia las víctimas del desastre que asoló la costa noreste de Japón en 2011.

Países cercanos, como Corea del Sur y China, están preocupados por la situación y piden más transparencia a las autoridades japonesas. En Francia, la energía nuclear es unas de las fuentes primarias de energía más importantes. Tal vez por ello las críticas a Japón duelan más.