La agricultura ecológica frena el cambio climático
Un centenar de organizaciones ecologistas de diferentes países del mundo han manifestado que el modelo industrial de producción agrícola amenaza la viabilidad de los ecosistemas y contribuye enormemente al cambio climático. También Jacques Diouf, Director General de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) ha demandado soluciones reales y participación de los más afectados por el modelo industrial de agricultura.

Ecologistas en Acción no ha querido perder la oportunidad de señalar este hecho a la nueva Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de España, Rosa Aguilar, e instarle a que apoye soluciones justas y reales a la crisis de la agricultura y el clima.

El cambio climático amenaza los medios de subsistencia de cientos de millones de personas empobrecidas del planeta. Es urgente, por tanto, análisis y soluciones adecuadas a la situación. Las políticas impulsadas de arriba hacia abajo no son soluciones legítimas, según Ecologistas en Acción, refiriéndose a la injusta hoja de ruta que gobiernos y algunas instituciones están diseñando en relación a la agricultura y el calentamiento global y que incluyen falsas soluciones tecnológicas costosas y peligrosas, como los organismos modificados genéticamente, los monocultivos o el conocido como biochar, un carbón vegetal que necesita de tierra para su producción.

La solución a la crisis climática, en la opinión de Ecologistas en Acción, es pasar del actual sistema agro-alimentario industrial y globalizado a un modelo agrícola ecológico, en el que se crean suelos saludables, se defiende la diversidad biológica y se da prioridad a los agricultores y a los conocimientos tradicionales.

Así pues, muchos movimientos sociales, ONG y organismos de investigación académica urgen a los gobiernos a que no permitan la concentración económica de los mercados mundiales, en particular, los de los granos, el ganado y procesamiento de alimentos, que son fuente de la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector agrícola.