La calidad del agua está en peligro
La calidad del agua está en peligro en el mundo, la contaminación de ríos, lagos, mares, océanos y acuíferos es alarmante, por lo que es necesario tomar medidas para mejorarla y evitar tanto riesgos para la salud, como para impulsar la prosperidad de los pueblos. Además, un agua en buenas condiciones contribuye al equilibrio ecológico y medioambiental. Se deben de promover infraestructuras de agua potable y sanitaria o alcantarillado.

La calidad del agua es fundamental para la supervivencia de todos los seres vivos y para el funcionamiento de los ecosistemas tanto marinos como terrestres. Es importante alertar y concienciar a la población mundial del peligro de vivir entre aguas no potables. Sin embargo, proteger y mejorar la calidad del agua es complicado debido al aumento de la población, la expansión de las actividades industrial y agrícola. Además, el cambio climático amenaza con alterar el ciclo hidrológico.

La población, la industria y la agricultura arrojan cada día 2 millones de toneladas de agua de desecho a los ríos, lagos, mares y océanos. Se estima que más del tres por ciento de las muertes en el mundo están causadas por agua contaminada, la falta de infraestructuras sanitarias e higiene.

Cada 20 segundos muere un niño en el mundo por culpa de la falta o mala calidad del agua.