La calle más verde del mundo
En sentido literal, como puede verse en la imagen. Un verdadero túnel formado por frondosos y verdísimos árboles. Es la calle Gonzalo de Carvalho, en la ciudad de Puerto Alegre, en Brasil. Desde abajo, más parece un bosque. En total, son más de cien árboles tipuana alineados en las aceras y que forman el túnel verde que recorre tres manzanas.

Esta calle es el orgullo de sus residentes. Los de más edad, han vivido bajo la sombra de estos árboles durante setenta años, desde que fueron plantados. Los árboles con mucho más que una espectacular vista. Protegen de los rayos solares, templan el ambiente, absorben dióxido de carbono…

En 2005, hubo intereses comerciales que planeaban construir un aparcamiento para coches. Afortunadamente, los residentes de la calle Gonzalo de Carvalho formaron un grupo y comenzaron a protestar ante tamaño atentado ambiental y social. La organización comunitaria “Amamos los árboles” fue capaz de detener la construcción.

Para algunos, como el escritor portugués Pedro Nuno Teixeira Santos, es la calle más hermosa del mundo. Por su sorprendente efecto visual y por el origen de esos árboles, que fueron plantados por sus residentes a lo largo de varias décadas. El resultado se puede disfrutar ahora, años después. El poder político de la ciudad ha tenido que reconocer la importancia del patrimonio cultural, paisajístico y ambiental de la calle.

Actualmente, la calle Gonzalo de Carvalho ha sido reconocida por su valor internacionalmente. Fue nombrada un lugar de Herencia Ecológica, Cultural y Ambiental. Más allá de la distinción de ser considerada la calle más bonita del mundo (para gustos, los colores), lo realmente importante es el hecho de que representa todo aquello que es posible cuando los residentes de un barrio se unen para proteger algo bello y medioambientalmente beneficioso para todos. En las ciudades, se necesitan más árboles, no más coches ni aparcamientos.

La calle más verde del mundo