La Comisión Europea planea endurecer los límites permitidos de contaminación
Malas noticias para los urbanitas. Los efectos de la contaminación sobre la salud son peor de lo esperado. Así lo señala un informe recientemente publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La recomendación del organismo internacional es clara: endurecer la legislación para luchar contra la contaminación e intentar reducirla.

La Comisión Europea encargó y cofinanció el estudio. Ahora, ha asegurado que va a revisar los límites permitidos. A la baja, por supuesto. España y otros Estados miembros ya incumplen la normativa europea actual, especialmente grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

La OMS, para elaborar el trabajo, ha analizado estudios científicos publicados en los últimos años en revistas especializadas, evaluando los efectos de los contaminantes atmosféricos sobre la salud humana desde 2005. Desde entonces, la OMS no había vuelto a actualizar la guía sobre calidad del aire.

Los problemas de salud más comunes causados por la polución son, entre otros, la ateroesclerosis, enfermedades respiratorias, diabetes, dificultades en la función cognitiva o los partos prematuros. En el informe, hay una sección dedicada especialmente a los efectos que provoca el tráfico. Hay estudios americanos que demuestran que los niños que viven cerca de calles con mucho tráfico empeoran del asma, si lo padecen, y, si no, pueden pasan a contraer la enfermedad.

La Comisión Europea planea endurecer los límites permitidos de contaminación
El contaminante más dañino sobre la salud siguen siendo las llamadas partículas en suspensión, en especial, las de menor tamaño, finas y ultrafinas. Pero también el ozono y los óxidos de nitrógeno tienen un efecto evidente sobre la mortalidad y morbilidad de la población. Una de las principales recomendaciones que realiza el informe es reducir el límite permitido de partículas en suspensión PM2,5, las que miden menos de 2,5 micras. Lo cierto es que, si no se cumple en la actualidad en muchas ciudades, ¿cómo se va a cumplir si se endurece la legislación?

Una única solución: reducir el tráfico

Este tipo de sustancias están generadas por la combustión de los carburantes fósiles, en especial, por parte de los vehículos diésel, que emiten hasta seis veces más partículas que los de gasolina. Entre estas partículas hay metales pesados, especialmente peligrosos porque entran en el cuerpo humano por las vías respiratorias. Hay que reducir el tráfico en las ciudades. O impulsar la movilidad no contaminante a través del uso de los vehículos eléctricos. No hay otro camino.