La contaminación del aire es mortal
La polución de los países de la Unión Europea reduce la vida de los ciudadanos entre 4 a 36 meses, aunque la media mundial es de nueve meses. Los gases tóxicos y las partículas contaminantes que son emitidas a la atmósfera terrestre, tienen efectos altamente nocivos para la salud humana.

El tiempo se agota y el problema persiste, el calentamiento global va a potenciar la contaminación atmosférica a causa del aumento de la desertificación, que derivará en más tormentas de arena y mayores incendios, que al mismo tiempo intensificarán la presencia de partículas nocivas. Un círculo virtuoso que matará a millones de personas.

La contaminación del aire es la causante de la muerte de dos millones de personas al año.

Esperamos que se tomen medidas reales en la lucha contra el cambio climático con las conferencias en Ginebra y en Copenhague. La acción conjunta de todos los países será la clave para un devenir sin desastres medioambientales, aunque de momento no vamos por el buen camino.