La contaminación llega hasta los pingüinos
Es lamentable que la contaminación que generamos los seres humanos afecte a la naturaleza, a las plantas y animales. Pero, hay que añadir otros calificativos como increíble o desastroso, cuando afecta a animales que, habitualmente, se encuentran muy lejos de convivir con personas.

Los profesores de la Universidad de Murcia, en España, Silvia Jerez y Miguel Motas, han hallado restos de metales pesados y otros elementos contaminantes en las plumas de tres especies de pingüinos antárticos: las especies Adelia, Barbijo y Papúa. Para elaborar su investigación, el equipo de científicos ha recogido datos de plumas de 207 de estas aves.

Los pingüinos que han servido de muestra viven distribuidos por toda la península Antártica. Por ello, los investigadores han empleado una técnica analítica extremadamente sensible y totalmente fiable. Con ella, han encontrado concentraciones de aluminio, cromo, manganeso, hierro, níquel, cobre, zinc, arsénico, selenio, cadmio y plomo en el plumaje de los animales.

Los resultados, pues, indican que la Antártida, tan alejada de las actividades humanas, no está libre de contaminación. En el sur, que es donde se concentra la mayor parte de actividad humana en el continente helado, tanto por la actividad científica como por el incremento del turismo, los niveles de contaminación son similares a los de otras regiones del planeta a priori más contaminadas. Por tanto, la contaminación proveniente de la actividad humana se distribuye por todo el globo terráqueo, en parte, por la propia actividad local, cercana, pero también por el transporte de contaminantes de un lugar a otro del planeta.

En la investigación han participado la Estación Experimental de Zonas Áridas y el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC y se ha publicado en la revista Environmental Pollution, especializada en procesos ambientales y en los efectos de los contaminantes. Además, la profesora Silvia Jerez ha sido reconocida con la mención honorífica de la Wildlife Society por sus estudios sobre los pingüinos antárticos.