La contaminación reduce el pene de las nutrias y causa problemas similares en los humanos
El órgano sexual masculino de las nutrias pesa menos debido a una reducción del hueso del pene (permite copular sin erección) ocasionada por la contaminación de los ríos, y este mismo fenómeno podría estar afectando también a los seres humanos, advierten los expertos.

El descubrimiento de esta tendencia en las nutrias, que están expuestas de forma casi continua al agua, ha alertado a los científicos sobre la peligrosidad de la polución acuática, que también afecta a las personas, lógicamente. Así pues, ésta se ha relacionado con problemas reproductivos propios de nuestro tiempo observados en niños nada más nacer.

En concreto, los expertos advierten que el hallazgo podría servir para explicar también problemas similares en los seres humanos que, si bien carecen de ese huesecillo, sí estarían sufriendo la contaminación en este sentido. En particular, a través de un aumento de casos de testículos no descendidos a la bolsa testicular, malformaciones de órganos sexuales, cáncer de testículos y un menor número de espermatozoides.

Cóctel de químicos en la naturaleza

De acuerdo con Gwynne Lyons, directora del informe realizado por la Universidad de Cardiff, en Gran Bretaña, algunos de los efectos observados en las nutrias puede causarlos la misma contaminación (disruptores endocrinos, que alteran las hormonas), que la ciencia señala como posible razón de esta menor salud reproductiva humana:

En realidad, tanto los seres humanos como la vida silvestre están expuestos a un cóctel de muchas sustancias químicas cada día, y algunos causan grandes problemas.

La contaminación reduce el pene de las nutrias y causa problemas similares en los humanos
La salud reproductiva de las nutrias es fundamental para que sus poblaciones no mermen hasta poder extinguirse. Considerada una especie fundamental para el equilibrio del ecosistema natural británico, y un índice de la salud del mismo, esta noticia supone un mal dato sobre la salud de la vida silvestre en general.

Otros problemas reproductivos observados en las nutrias se refieren al aumento de los testículos no descendidos y quistes en los conductos que transportan los espermatozoides, si bien la gran sorpresa para los científicos fue la reducción del peso del hueso del pene. Ahora, el hallazgo requiere nuevas investigaciones.