La crisis como oportunidad para una economía verde: 5 ideas
La crisis económica que, en algunos países, va a convertirse en recesión, puede ser una oportunidad única para relegar al olvido una economía que está explotando los recursos del planeta hasta el límite. Muchos expertos hablan de aprovechar este momento para cambiar el modelo económico y pasar a una economía verde, sostenible. Algunos políticos lo reconocieron al principio de la crisis (vamos a refundar el capitalismo), pero luego se ha comprobado que no van a hacer nada al respecto.

Si se quiere desarrollar una economía verde tiene que existir un nuevo paradigma económico. Aquí presentamos cinco ideas que podrían ayudar a alcanzar ese objetivo.

Desarrollar la economía local

Si la producción de los bienes más necesarios para la gente se realiza en el entorno cercano, se generará empleo local y regional y se ahorrará en combustible. Así, se estaría enfrentando dos de los grandes problemas actuales: las altas tasas de desempleo y el abuso de los combustibles fósiles que contribuyen al cambio climático. Traer productos básicos desde la otra parte del mundo no es sostenible. Más aún, las economías locales restarían mucho poder a las multinacionales, a las que conviene la economía global, la economía insostenible.

Aprovechar las tecnologías

Producir de forma local no significa que no se puedan exportar productos. Pero habría que cambiar el método. En la actualidad, unas pocas compañías controlan el mercado mundial. Con la ayuda de internet y las nuevas tecnologías los intermediarios no son tan necesarios. Cualquier pequeño emprendedor con una empresa local puede distribuir sus productos por todo el mundo.

Un nuevo sistema monetario

La especulación con la moneda de un país es posible por la economía global y por el funcionamiento de los mercados internacionales. Este sistema ya no tiene ningún sentido. Hay alternativas. Algunas no tienen que ver con dinero. Los bancos del tiempo cambian servicios. En las pequeñas comunidades, se vuelve al trueque, lo que importa es invertir en tiempo.

Hazlo tú mismo

No se puede esperar a que gobiernos y grandes multinacionales den trabajo a todos, lleven a cabo una política económica sostenible y, en fin, cambien el sistema. No lo van a hacer. Se necesitan emprendedores. Se puede recurrir a la financiación en masa (crowdfunding), de nuevo aprovechándose de las nuevas tecnologías.

Lo importante es el bienestar, no el crecimiento

Hasta ahora, lo importante para la economía de un país o de una empresa (incluso de una familia) era crecer sin límite, lo que nos ha llevado a esquilmar el planeta. Hay que cambiar la mentalidad: lo importante es conseguir un estado de bienestar para el mayor número de gente posible, lo importante no es tener, lo importante es disfrutar.