La depredación de los recursos naturales
Dentro de muy poco tiempo, el mundo va a cambiar de forma radical y el resultado puede que no lo esperemos. Sin duda, hemos llegado al final llamada revolución industrial, basada en la depredación de los recursos. Estamos en un momento determinante, donde las decisiones que tomemos pueden afectar el transcurso de la historia, nadie se va a quedar indiferente, deseamos un futuro en el que la eficiencia y la gestión nos ayuden a seguir adelante.

Lo importante es el medio ambiente, el lugar donde vivimos, nuestra casa. La Tierra no es infinita. Venimos creciendo sin tener en cuenta que lo hacemos, no hay materia prima para tanto crecimiento. El planeta no puede continuar prestando gratis sus servicios ambientales: ser el vertedero y la depuradora de nuestro desechos organicos. Tenemos que cambiar nuestra forma de actuar y ver el mundo que nos rodea.

El cambio climático es una realidad, nuestra atmósfera no seguir acumulando más gases efecto invernadero, de lo contrario alterarán nuestra calidad de vida. Evitar el calentamiento global es el gran reto en el que todos debemos ayudar. Ahora podemos dejarnos llevar al desastre natural o apostar por la eficiencia y la mejora de los recursos naturales de forma sostenible.